Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/16/2013 10:00:00 AM

¡Uy, parce!

El dialecto callejero y su significado arrojan muchas preguntas, uno de ellos es el parlache, que inquieta a los estudiosos sociales.

“Pues pillen parceros”, así comienza a explicar el Parcero del Barrio Popular Número 8, actor y cuentero que ha dedicado su trabajo a investigar y poner en escena las historias de los barrios marginados de Medellín. Y prosigue: “El parlache nace en Argentina, en los suburbios ‘sisas’; y desde allá llegan muchas ‘palabretas’ que aparcaron especialmente en Medallo ¿sí, me entiende? Aquí las empezaron a usar los ‘parceros’ de esa época, ‘manes’ malos, sicarios que ‘camellaban’ con Pablo, aunque también las usaba la gente normal del gueto”. 

El tema ha motivado distintas investigaciones de lingüistas y profesionales de las Ciencias Sociales. Luz Stella Castañeda Naranjo, coordinadora del Grupo de Estudios Lingüísticos Regionales de la Universidad de Antioquia ha dedicado parte de su tiempo a estudiar el parlache. Castañeda plantea que nació en las calles de Medellín y luego pasó a los medios orales: radio y televisión; posteriormente a la cuentería y al teatro popular, y más tarde a la prensa y a la literatura antioqueña contemporánea. Dentro de sus investigaciones, en las que existe incluso un diccionario, Castañeda explica que el parlache en vez de diluirse se ha ido incrustando en el habla cotidiana nacional.

“Cuando halló un lugar en periódicos, revistas, libros y telenovelas se posicionó como variedad dialectal argótica de alta difusión nacional. Muchos de sus términos son de dominio público y varios ingresaron al Diccionario de la Real Academia, 2001”.

Libros como No nacimos pa’ semilla, del exalcalde de Medellín Alonso Salazar,  La virgen de los sicarios, de Fernando Vallejo, y Rosario Tijeras, de Jorge Franco; al igual que las películas Rodrigo D y La vendedora de rosas de Víctor Gaviria, han inmortalizado el parlache, e incluso han sido traducidas a varios idiomas. Para el Parcero, “al parlache lo han regado los medios de comunicación y por su sonoridad, la gente lo utiliza para sentirse pueblo, ‘play’, ‘bacana’”. Entretanto, Castañeda cree que el salto de las fronteras regionales se debe también a que la mayoría de palabras y expresiones hacen referencia a la violencia, el narcotráfico, la marginalidad, la drogadicción y la impunidad, presentes en toda Colombia.

De dónde salieron

Parce/Parcero
Es un préstamo del portugués y designa al par, amigo, compañero.

Bucéfalo
Pilar Berrío 

A pesar de que es el nombre del caballo de Alejandro Magno, y posiblemente el más famoso de la antigüedad, en el parlache hace alusión al autobús. 


Dedicaliente
Pilar Berrío

Se le dice tanto al delator como a quien dispara con frecuencia y con buena puntería.


Atracacuna
Pilar Berrío

Se le dice a quien busca una pareja mucho menor que ella.


Encaletar
Pilar Berrío

Esconder u ocultar algo ilícito. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.