Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/30/1986 12:00:00 AM

VACACIONES Y DEPORTES

ATUENDOS PARA SUDAR
Vacaciones sin deportes... casi imposible, y lo primero que el turista echa a la maleta cuando sale de vacaciones es su atuendo, su equipo con los cuales deslumbrará a las rubias que encontrará en canchas y playas o al atlético entrenador que no entiende cómo esa señora pudo malgastar su dinero comprando esas raquetas de tenis que no sabe agarrar.
Si las vacaciones son en la playa, entonces primero que todo un buen traje de baño una pantaloneta de un tono muy vivo que deslumbre bajo el sol o un bikini de infarto que sea capaz de alterar el pulso a los estudiantes que hacen pereza a la sombra y a los jubilados que juegan ajedrez.
Si se quiere permanecer en la playa, tostándose y caminando de un lado al otro mientras es la hora de comer, dormir, cambiarse e irse a la discoteca o a la reunión más cercana, entonces una pantaloneta, un vestido de baño (bikini o no, de acuerdo con gusto de la turista), y por supuesto el arma indispensable para las vacaciones:
EL FRISBEE
Esa rueda de plástico, dura, fuerte, que si es lanzada con precisión es capaz de remontar las alturas con elegancia y agresividad, ese frisbee, no puede faltar. Claro que también se puede llevar un balón de esos que flotan en el agua, pero la emoción será más completa con ese disco lanzado de un extremo al otro de la playa.
Si se tiene un perro que sea buen amigo y que se lance al agua en busca del disco, entonces la diversión será mayor.
Claro que otro deporte, nada saludable, mientras se está en la playa, es tumbar latas de cerveza o gaseosas con una piedra, cuando han sido vaciadas oportunamente. Equipos de buceo, con sus atuendos de colores vivos, son fáciles de adquirir en cualquier tienda.
Para practicar fútbol, basquet, volibol, tenis, cualquiera de los deportes sociales (porque un deporte como el ajedrez, para los antisociales, puede ser practicado solitariamente y no hay la menor comunicación con los demás), hay atuendos llamativos, espectaculares y sobre todo las damitas que practican el tenis tienen la oportunidad de vestirse elegantemente de blanco, se ven sensacionales.
Para otros deportes como la equitación hay atuendos más especiales, rituales, podría decirse, que pueden adquirirse también en tiendas especializadas.
Pero para toda clase de deportes hay una prenda que es universal.
La sudadera, acabó por imponerse.
La sudadera, en todos los materiales imaginables, en todos los colores, en todas las tallas, con sus respectivos zapatos de caucho.
La sudadera que en las ciclovías (éste es otro deporte que los vacacionistas aprovechan hasta el máximo, el ciclismo de turismo o de carreras) es la prenda que domina todas las actividades, ha ido cobrando cada vez más importancia.
NIÑOS EN VACACIONES
A pocos días del cierre temporal de los colegios y jardines infantiles, se presenta para los padres de familia un dilema que años tras año va recrudeciendo mientras los niños y los jóvenes crecen: qué hacer con ellos mientras están de vacaciones, sobre todo, si se quedan en la casa, si este año no salen de excursión con el colegio o con el grupo de Scouts o no se marchan a pasar unas dos semanas con algún pariente en un sitio veraniego.
Para algunos padres que no tienen a dónde enviarlos, la presencia de los niños en el hogar se convierte en todo un drama porque, si se quedan encerrados, ya está comprobado mil veces, los pequeños se tornan irritables, se ponen intolerables con el servicio doméstico, rompen las cosas, no comen, se tornan apáticos y convierten estas próximas semanas en un dolor de cabeza que hace suspirar a los padres por el pronto regreso al colegio, lo cual es injusto para los pequeños, ya que los meses anteriores se la pasaron precisamente en esas.
No es tan grave la situación. No es tan oscura la perspectiva.
Si andamos, como la mayoría, escasos de recursos como para colocar a los niños en uno de esos estupendos programas de viajes que comprenden visitas a Disneylandia y otras maravillas en Estados Unidos, Latinoamérica o Europa, y si no podemos enviarios a pasar vacaciones en otra ciudad entonces el sitio donde vivamos ofrece todas las posibilidades de entretenimiento y sobre todo, la oportunidad de que hagan algo útil, que les sirva en el futuro.
Hay varios programas recreacionales dirigidos.
Uno de ellos, organizado por las alcaldías busca que los pequeños conozcan mejor sus respectivas ciudades. Por medio de oficinas de actividades sociales y previa inscripción, los niños son llevados durante varias semanas, de lunes a viernes, durante unas seis horas diarias a sitios, monumentos, parques, zoológicos, playas y otros lugares en los cuales no sólo se divierten mirando olas y animales y estatuas sino que aprenden y comen con nuevos amigos, tienen la oportunidad de ejercer su sentido social y familiar.
En todas las ciudades, grandes y pequeñas, dentro de un programa gigantesco que puso en marcha la Presidencia de la República, existen es tos planes. Los niños se inscriben, y durante las vacaciones, si están en Bogotá, por ejemplo, van al Museo del Oro, a la Plaza de Bolívar, a los parques que funcionan en la ciudad, visitan un periódico, una estación de radio, van a Inravisión a mirar cómo se hace un programa, reciben sus onces y a veces hasta almuerzan en algún sitio típico, siempre conducidos en vehículos confortables. Los que viven en Santa Marta, pues, tienen la oportunidad de regresar a San Pedro Alejandrino, visitan las hermosas e innumerables bahías cercanas a la ciudad, hacen un recorrido de su sector histórico, van a El Rodadero y los que viven en Cartagena tienen la oportunidad en vehículos dotados con refrigeración, de recorrer sitios que a lo mejor no habían detallado con suficiente atención y reciben durante estos días una instrucción oportuna y necesaria y así, sucesivamente, para todos los niños de acuerdo con las ciudades donde viven, existe un programa específico y también funciona estupendamente un programa de intercambio entre niños de distintas regiones, lo que permite el que algunos niños, como se ha comprobado con emoción en ocasiones anteriores, conozcan el mar, lo ven por primera vez y queden maravillados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?