Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/17/1995 12:00:00 AM

VACACIONES

Un crucero de ensueño
Conocer el glaciar San Rafael, Puerto Aguirre y las aguas termales de Melinka, es como descubrir las grandes maravillas de la naturaleza.
HAY MOMENTOS en la vida que marcan a las personas. Por ejemplo, un viaje al sur de Chile, a sus millares de islotes, a sus fiordos. Y sobre todo, al Glaciar San Rafael, una de las grandes maravillas del sur chileno. A él se llega después de una travesía de seis días que comienza con el vuelo de la empresa Ladeco Bogotá Santiago de Chile. Una vez en la capital chilena, los turistas son trasladados a la ciudad pesquera de Puerto Montt, sede de los cruceros Skorpios.
La ruta del crucero -que es organizado en Colombia por la compañía de turismo Giratur- comprende las costas interiores de la provincia de Llanquigue, Golfo de Ancud y el Archipiélago de Chiloé, para culminar en la red de canales que conducen al ventisquero de San Rafael.

El viaje
Una vez el Skorpios zarpa de Puerto Montt comienza a deslizarse por las aguas del canal de Tenglo rumbo a Calbuco. La navegación continúa hacia el Golfo de Ancund para internarse en el mítico archipiélago de Chiloé. La vida de todos los hombres y las mujeres que habitan esas tierras está ligada al mar.
Mientras el Skorpios avanza, los pasajeros pueden recorrer todas sus instalaciones, incluyendo el puente de mando. También pueden disfrutar de las exóticas comidas del mar y de las deliciosas bebidas, ofrecidas en la modalidad de bar abierto, con másde 150 tragos diferentes.
En la mañana, la nave atraca en Puerto Aguirre, una aldea de pescadores que parece detenida en el tiempo. Los niños del puerto reciben a los turistas y los guían por las calles del pueblo a cambio de un puñado de dulces.
Al tercer día llega el momento esperado por todos. El éxtasis. El espectáculo que ha preparado la naturaleza durante 30.000 años. Un milagro que el hombre con toda su ciencia jamás podrá siquiera aspirar a imitar: el Nevado San Valentín y el ventisquero San Rafael.
El Glaciar es, sin duda, imponente. El momento es inolvidable. Allí se pueden tocar los hielos perpetuos que van del blanco al verde, del azul al violeta o simplemente se asemejan a un cristal transparente.
El viaje sigue hacia Quitralco, un hermoso fiordo formado por algún glaciar extinguido hace muchos años.
La travesía continúa hacia el Archipiélago de Chiloé, donde se encuentra la ciudad de Castro, una de las más antiguas de Chile. Al llegar la quinta noche, el Skorpios arriba a Puerto Montt una vez mas. Atrás se ha dejado un paisaje inolvidable para el viajero: el sur de Chile, con sus maravillas naturales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.