Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/13/2005 12:00:00 AM

Vacas gordas para la banca

El 2004 fue un año exitoso para el sector financiero. Después de la crisis de los 90, ningún otro periodo había sido tan favorable.

No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista. Esa parece ser la frase que mejor describe la transformación de la banca colombiana en los últimos seis años. Nunca antes el sector había estado en mejor situación. Atrás quedaron los tiempos de emergencia vividos al final de la década de los 90, que dejaron pérdidas mayores a los ocho billones de pesos para entrar a tiempos de bonanza.

El año pasado las utilidades del sistema financiero fueron las más altas en la historia. Según la Superintendencia Bancaria, las ganancias del sector durante 2004 fueron de 2,9 billones de pesos, es decir, 61 por ciento más que lo registrado durante 2003. Para ponerlo en perspectiva, por cada 100 pesos ganados en 2003, en 2004 la banca ganó 161.

Ricardo Durán, director de estudios económicos de Corredores Asociados, una de las firmas de bolsa más reconocidas en el país, sostiene que los resultados se deben a dos factores: el buen manejo de tesorería y un aumento en el cumplimiento de los pagos de los usuarios de los servicios financieros: "Los buenos resultados corresponden básicamente a las elevadas utilidades en las tesorerías de los bancos y a la disminución en el grado de morosidad de la cartera, que está generando menores gastos". Asegura también que "en los últimos años, debido a que la demanda de crédito en Colombia sigue postrada, los bancos han tenido que colocar los recursos captados por el público en títulos TES. En el último trimestre de 2004 las tasas de estos papeles bajaron significativamente y por lo tanto, su valorización en precios de mercado generó grandes utilidades".

Bancolombia fue la entidad financiera que más dinero sumó en 2004. Los reportes de la compañía registran una cifra de 430.807 millones de pesos, 28 por ciento más de lo registrado en el período inmediatamente anterior, hecho que deja el interrogante sobre cómo será el comportamiento de esta firma cuando se concrete su fusión con Conavi y Corfinsura. Entre tanto, en el segundo lugar del ranking de ganancias se ubicó el Banco de Bogotá con un acumulado de 295.065 millones de pesos, 52.000 millones más que lo registrado durante 2003.

Según declaraciones oficiales del Banco de Colombia, el buen comportamiento de las cifras, que fueron mejor de lo esperado, se debe: "En primer lugar a la positiva dinámica económica nacional e internacional, a la gestión del gobierno en materia de seguridad democrática y a la gestión empresarial del sector productivo colombiano".

Por el lado de los bancos internacionales establecidos en el país, los números también fueron positivos. La entidad extranjera con mejores cifras fue el Banco Santander. Esa firma tuvo ganancias ligeramente superiores a los 107.000 millones de pesos, mientras que el Banco Bilbao Vizcaya, antes Banco Ganadero, ganó 105.000 millones de pesos en 2004, 58.000 millones más que en 2003.

El Citibank escribió un capítulo aparte en el reporte de ganancias de las entidades internacionales de 2004. La cadena bancaria norteamericana miembro de Citigroup fue la entidad multinacional que tuvo mayor crecimiento en ese rubro durante el año pasado: una ganancia final de 99.000 millones de pesos, es decir, 50 por ciento más que en 2003.

El 2004 también fue un año excepcional para la banca del Estado. El Banco Agrario, con utilidades superiores a los 167.000 millones de pesos, fue el establecimiento de crédito estatal que más ganancias acumuló. En segundo lugar se ubicó Bancafé, con ganancias de 159.000 millones de pesos.

El origen principal de las utilidades de la banca durante el año pasado radicó en los ingresos por intereses. Con ellos se lograron 8,9 billones de pesos. De ese monto, los ingresos por cartera comercial sumaron 3,1 billones, es decir, 36,6 por ciento del total; seguidos por la cartera de consumo, que acumuló 1,8 billones, 20 por ciento del total, y la cartera de vivienda con 1,3 billones, que representa 15,5 por ciento de las utilidades totales.

La rentabilidad de la banca también arrojó números verdes. El desempeño de los llamados intermediarios de crédito mostró un incremento del 4,5 por ciento, al ubicarse en 20,8 por ciento entre enero y diciembre del año pasado. Esta cifra es de vital importancia ya que mide el resultado del ejercicio total de la banca frente a su monto patrimonial. Es, tal y como lo definen los expertos, uno de los indicadores que más fielmente miden la salud del sistema financiero.

El patrimonio y la cartera

La banca colombiana no solamente se ha vuelto más eficiente a la hora de generar ganancias, también ha dado pasos para ser más sólida en términos de respaldo patrimonial. El sistema alcanzó un aumento significativo en sus activos. Las pertenencias de los establecimientos bancarios, las corporaciones financieras, las compañías de financiamiento comercial y los organismos corporativos de grado superior sumaron al final de 2004, 114,9 millones de pesos, 18 por ciento más de lo acumulado durante 2003.

Al igual que los años anteriores, el activo más importante de las entidades financieras durante 2004 fue la cartera de créditos bruta. El año pasado las deudas de personas y corporaciones con el sistema crediticio nacional acumularon el 55 por ciento de los activos del sector, sobrepasando los 58 billones de pesos.

Según la Superbancaria, ese incremento obedece principalmente a un aumento en la cartera de consumo. El más reciente reporte de esa entidad señala que los colombianos solicitaron créditos para consumo avaluados en 12,6 billones de pesos en 2004, mientras que en 2003 pidieron tan solo 9,6 billones. Una diferencia significativa de tres billones de pesos.

La bolsa, que por lo general es un buen indicador de la salud de la economía de una nación, tuvo un año récord debido en gran parte a las cotizaciones de las compañías financieras. El índice Igbc (índice de la bolsa de Colombia) -. que acumuló una valorización de 86 por ciento en 2004, un número histórico en el país y el segundo más alto del año pasado en el mundo- aumentó su registro anual, principalmente gracias a firmas del sector bancario como el Banco de Colombia y el Banco de Bogotá.

Pero aunque los números son muy positivos en el sector, no hay alegría completa. Según Patricia Cárdenas, presidenta de la Asociación Bancaria de Colombia, las utilidades de 2004, aunque no obstante ser buenas, no terminan de cubrir las pérdidas acumuladas al fin de los años 90. "Durante la crisis, la banca perdió cerca de 8,5 billones de pesos; las ganancias en esta nueva etapa acumulan solamente 5,9 billones, así que hay un faltante evidente. A pesar de eso, la crisis de la banca es algo del pasado".

Y es que los bancos están aún muy lejos de saldar sus deudas con el gobierno. Las cifras de Fogafin -la entidad estatal que evitó el colapso del sistema financiero-, las cuales confirman la tesis de Cárdenas, revelan que ocho entidades todavía deben más de 900.000 millones de pesos, de un total de 1,1 billones prestados por el gobierno en los momentos de crisis.

Sin lugar a dudas 2004 fue un año estupendo para el sector financiero colombiano. Además de los números verdes en ganancias, patrimonio y valorización, se hicieron múltiples anuncios de fusiones y adquisiciones que solamente indican mejores años por venir. Así las cosas, y a pesar de que se necesitan otros años como el que pasó para que la banca recupere el dinero perdido al final de la década pasada, el futuro pinta bien.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.