Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1989/02/27 00:00

VALORES FINANCIEROS

VALORES FINANCIEROS

Entre todas las alternativas de inversión que se le presentan a los colombianos, las que ofrecen las entidades financieras son las mas amplias y variadas. Ya sea directamente en una entidad, o a través de las bolsas de valores, el ahorrador cuenta con multiples opciones para colocar su dinero a diferentes plazos, riesgos y rentabilidades. En esta ocasion, SEMANA reseña las formas más conocidas. Para facilitar el analisis se han hecho dos grupos: en el primero, se presentan las opciones que dan las entidades comerciales como los bancos y las corporaciones de ahorro y vivienda.
En el segundo, se incluyen los papeles emitidos por el Estado a través del Banco de la Republica o la Financiera Elictrica Nacional, para nombrar a solo dos de las más importantes. Estas ultimas ofrecen normalmente menor rentabilidad que otras posibilidades a cambio de un riesgo minimo, un criterio que siempre debe detenido en cuenta por los inversionistas.

Papeles de entidades comerciales
Cuentas de Ahorro: Es sin lugar a dudas la forma de ahorro más tradicional de los colombianos. La practica fue introducida a comienzos del siglo y promovida en años posteriores por entidades como la Caja Agraria.
A diciembre de 1988 los colombianos tenían depositados 388.000 millones de pesos en siete millones y medio de cuentas de ahorro. Lamentablemente es de las alternativas de más baja rentabilidad. Paga intereses del 21% anual liquidados por trimestre vencido y calculados sobre el saldo mínimo del periodo. Para estimular al público las diferentes entidades ofrecen sorteos y rifas de diferentes bienes. Es una alternativa simple y segura que no exige saldos mínimos para comenzar. Debido al aumento reciente de la inflacion ha venido generando rentabilidades reales negativas.

-Cuentas UPAC: A pesar de haber sido creado hace sólo 16 años el sistema UPAC se ha consolidado como el más grande de todos. Aparte de más de 4 millones de cuentas las corporaciones de ahorro y vivienda manejan una suma cercana al billón de pesos. El sistema de valor constante ha sufrido modificaciones a través de su historia que han variado su rentabilidad. A mediados del año pasado se le mejoró su competitividad frente a otras posibilidades al aumentarse el tope máximo de la corrección monetaria. Las corporaciones ofrecen cinco alternativas diferentes que se explican a continuación:
-Depósito ordinario: Ideal para las personas o entidades que tienen excesos de liquidez temporales. Pagan un interés del 16% anual efectivo, liquidado sobre el saldo diario.

-Cuenta de ahorros: Es un mecanismo un poco más sofisticado que el de las cuentas de ahorro tradicionales. Su rendimiento equivale a la corrección monetaria más un 3% efectivo anual liquidado sobre el saldo mínimo trimestral. Para el mes de enero la corrección monetaria fue del 22.3% anual efectivo. Esta se calcula con base en una formula en la cual incluye el rendimiento de otros activos financieros. En 1988 su tope fue aumentado hasta un 24% anual efectivo. No obstante el nivel promedio de la corrección monetaria durante el año fue del 22.4%. El tratamiento fiscal a los rendimientos provenientes del UPAC es favorable: la corrección monetaria está totalmenie exenta de impuestos.

-Certificado de Ahorro de Valor Constante (CAVC) de uno a tres meses: Su rendimiento equivale a la corrección monetaria más un 5.5% anual efectivo. Se expide a plazos de 30 a 90 días.

-CAVC a seis meses: Su rendimiento equivale a la corrección monetaria más el 7.5% efectivo anual.

-CAVC a 12 meses: Su rendimiento equivale a la corrección monetaria más el 7.7% efectivo anual. Existe un mercado secundario para los CAVC (los del BCH están inscritos en la bolsa de valores) los cuales pueden ser endosados y vendidos a diferentes entidades como compañías de seguros sociedades fiduciarias etc.

Certificados de deposito a término de bancos y corporaciones financieras: Es otra alternativa muy popular. En diciembre pasado los depósitos en CDT se acercaba a 550.000 millones de pesos. Se expiden normalmente a 90 días, ya sea con intereses anticipados o vencidos. Los CDT de bancos oficiales tienden a reconocer una tasa menor que los de bancos privados, debido a que su deseo es menor. Algunos de ellos pueden ser negociados en las bolsas de valores antes de su vencimiento, si se desea obtener liquidez. Las tasas varian de acuerdo con la líquidez del mercado.
Tradicionalmente son bajas a comienzos del año y llegan a su nivel más alto en diciembre. A comienzos de enero, la tasa promedio era del 31.6% anual efectivo para los bancos y del 33.6% para las corporaciones financieras.

Certificado de Ahorro a Término: Ideal para manejar recursos temporales. Son ofrecidos por los bancos y reconocen un interés nominal del 21% anual para periodos no inferiores a cinco días. Algunas entidades exigen una cuantia minima para abrir un CDAT.

Pagarés de Compañías de Financiamiento Comercial: En términos prácticos es un papel equivalente a un CDT, aunque tiende a ofrecer una tasa de interés mas alta debido a que se consideran de mayor deseo. Los pagarés de algunas entidades son negociables en las bolsas de valores. A comienzos de enero, la tasa de captación promedio era del 33.8% anual efectivo.

Pagarés de Compañías de Leadng: Es un pequeño club, limitado a no mas de 20 inversionistas por compañía. Generalmente reconoce tasas de interés superiores a las del resto del mercado.

Ofertas comerciales de Fiduciarias: Es el mecanismo más reciente y uno de los más interesantes que existe en el mercado. Ofrecido por las sociedades fiduciarias y por las secciones fiduciarias de los bancos y las corporaciones financieras. Posibilidad de invertir a la vista (plazo inmediato) y a término. En esta primera opción generalmente ofrecen las tasas más atractivas del mercado. Posibilidad también de invertir en un fondo de valores de rentabilidad variable (no es ofrecido por todas). Es una alternativa todavía desconocida para la mayoría del público.

Aceptaciones Bancarias: Es una de las opciones más novedosas en el mercado. Son emitidas por los bancos comerciales y las compañías de financiamiento comercial y negociadas a descuento en las bolsas de valores.
Tienen una vigencia máxima de 180 días y su rendimiento es variable, dependiendo de las condiciones del mercado .

Mercado secundario de CDT: Una de las modalidades preferidas por los inversionistas en los últimos años. Normalmente tienen plazos inferiores a 90 días. Papel estrella de las bolsas de valores en 1988. Su rentabilidad varia de acuerdo con las condiciones particulares del mercado.
La semana pasada esta se encontraba entre el 32% y 33% anual efectivo.

Papeles comerciales de Coltejer: Nueva alternativa con características llamativas. Se emiten a 30, 60, 90, 180 y 270 dias con tasas del 30%, 31%, 32%, 33.5% y 35% anual efectivo, respectivamente. Se venden a descuento por una cuantia minima de 100 mil pesos. Negociables en las bolsas de valores.

Bonos de garantia general de Corporaciones Financieras: Interesante inversión de mediano plazo. Vencimiento entre uno y dos años.
Intereses variables, dependiendo de las condiciones particulares del mercado. Negociables en las bolsas de valores. Algunos denen fiquidez primaria a partir de un año de emitidos.

Bonos de Empresas: Condiciones similares a los anteriores. Son emitidos normalmente por compañías cuyas acciones se encuentran inscritas en la bolsa de valores .

Papeles oficiales
Certificado de Reembolso Tributario: Son papeles emitidos por la República de Colombia que le son entregados a los exportadores de ciertos productos para pago de impuestos.
Se adquieren a descuento en las bolsas de valores. Su cuantia mínima es de mil pesos. No denen relación, pero su rendimiento es gravable.

Certificados de cambio: Son titulos denominados en dólares, emitidos por el Banco de la República y con un plazo máximo de 90 días. Su rendimiento equivale a la devaluación durante el periodo de vigencia.
Pueden ser adquiridos en la bolsa y, en caso necesario vendidos en Esta o redimidos directamente en el Emisor durante su vigencia. No existe cuantía mínima para invertir. Alternativa muy utilizada por las empresas que desean protegerse del riesgo cambiario .

Títulos canjeables por certificudos de cambio: Denominados en dólares y emitidos por el Banco de la República. Se pueden adquirir en el Emisor (inversión minima de mil dólares) o en las bolsas de valores (inversión mínima de 20 mil dólares). Además de la devaluación, generan intereses del 1% anual para los emitidos a 90 días, del 2.5% para los emitidos a 180 días y del 3% para los emitidos a 360 dias. Pueden ser vendidos en la bolsa antes de su vencimiento.

Títulos de Participación: Emitidos por el Banco de la República con el fin de controlar la cantidad de dinero en la economia. Pueden ser adquiridos directamente en el Emisor (inversión minima de 200.000 pesos) o a través de las sociedades fiduciarias y las secciones fiduciarias de los bancos o corporaciones financieras. También se pueden comprar en las bolsas de valores mediante el mecanismo de oferta (inversión mínima de 5 millones de pesos). Generalmente las mejores tasas se obtienen a través de éste último sistema. Se expiden a 90, 180 ó 360 días. Se venden a descuento sobre su valor nominal. Su rentabilidad oscila entre el 28.5% y el 31.5% efectivo anual. En algunos casos es mayor.

Títulos de Ahorro Nacional: Emitidos por el Banco de la República con plazos de 90, 180, 270 y 360 días.
Los clase A se pueden adquirir en el Emisor (inversión mínima de 300 mil pesos) o a través de las bolsas de valores (minimo un millón de pesos). Se pueden negociar antes de su vencimiento en las bolsas de valores. En éstas también se pueden adquirir TAN clase B (constituidos por entidades descentralizadas) en mercado secundario. Los TAN clase A son documentos a descuento. Su rentabilidad oscila entre el 24.89% y el 29.45% anual efectivo.

Cédulas de corto plazo del Banco Central Hipotecario: Se expiden a 90 días. Intereses del 25.52% pagaderos por trimestre vencido (28.1% anual efectivo). Negociables en las bolsas de valores.

Nuevas Cédulas de Inversión del BCH: Se obtienen en mercado secundario en las bolsas de valores. Vigencia máxima de cinco años. Excelente inversión de mediano o largo plazo (alrededor de un 40% anual efectivo).
Cada seis meses se amortiza el 10% de su valor nominal. Paga intereses del 26% anual mes vencido. Se compran a descuento.

Bonos del Instituto de Fomento Industrial: Plazo de dos años. Inversión minima dé 100 mil pesos. Negociables en bolsa. Rentabilidad del 31.08% anual efectivo. Después de un año de emitidos, el IFI los recibe al valor nominal para el pago de obligaciones.

Titulos de Crédito de Fomento: Expedidos por el Banco de la República a favor de los bancos comerciales. Son vendidos, en mercado secundario, en las bolsas de valores.
Tienen una vigencia máxima de 360 días. Son papeles vendidos a descuento. No existe cuantía mínima de inversión y no se aplica retención en la fuente, pero su rendimiento es gravable.

Certificados Eléctricos Valorizables: Emitidos por la Financiera Electrica Nacional. Su oferta está limitada al valor de las redenciones diarias, según cupo de la FEN. Rentabilidad del 31.98% anual efectivo.

Papeles a descuento con plazo de 180 días. Se compran en las bolsas de valores. Inversión mínima de 200 mil pesos.

Bonos de financiamiento Especial: Emitidos por la República de Colombia. Remplazarán a los Bonos de Financiamiento Presupuestal de la administración Betancur, como inversión obligatoria de las empresas.
Sirven exclusivamente para el pago de impuestos. Tienen plazo de cinco años. Se redimen al 130% de su valor nominal. Se compran a descuento en las bolsas de valores.

Titulos Energéticos de Rentabilidad Creciente: Emitidos por la FEN. Una de las mejores alternativas a mediano plazo por seguridad y rentabilidad. Inversión mínima de 100 mil pesos. Plazo de dos años. Negociables en bolsa. El TER está dividido en cuatro cupones semestrales. El primero reconoce un interés del 32.38% anual efectivo, el último del 36.28%.
Si los cupones no se redimen, su renabilidad sube (de ahi el nombre del título) y se liquidan a la tasa más alta.

Titulos de Ahorro Cafetero: Emitidos por la Federación de Cafeteros en 1986 y 1987 con un plazo de tres años. Intereses del 18% semestre vencido. Se consiguen en mercado secundario en las bokas de valores. Se encuentran con plazos de vencimiento relativamente cortos. -

PARA TENER EN CUENTA
Todo inversionista que se respete debe tener en cuenta el rendimiento después de impuestos de los papeles que adquiere. Por eso es bueno recordar que, aparte de las implicaciones patrimoniales, en Colombia se aplica una retención en la fuente del 7% sobre los intereses pagados. Entre las pocas excepciones se encuentran los Títulos de Ahorro Nacional y los Títulos de Participación del Banco de la República, sobre cuyos rendimientos se aplica una retención del 6%. En todos los casos, el componente inflacionario de los intereses está exento de impuestos. Este es definido cada año por la administración de impuestos, pero su beneficio cobija solamente a las personas y entidades que presentan declaración de renta.

En el caso de las cuentas en UPAC, la corrección monetaria está totalmente exenta de impuestos. En el de los títulos canjeables y los certificados de cambio, existe una retención del 7% sobre el diferencial cambiario.

Ciertos papeles comprados a descuento en el mercado secundario (aceptaciones bancarias, títulos de crédito de fomento, nuevas cédulas de inversión del BCH, etc.) no son sujetos a retención en la fuente por este concepto. No obstante, sus rendimientos son gravables. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.