Sábado, 30 de agosto de 2014

VEHICULOS

| 1993/11/22 00:00

VEHICULOS

Comodidad sobre ruedas
PARA NADIE ES UN SECRETO QUE LA apertura y el libre comercio han significado para el país la llegada de una amplia gama de posibilidades en casi todos los aspectos. Uno de ellos es el de los automóviles. Al país han entrado autos grandes, pequeños, tradicionales, lujosos, populares y con todas las comodidades e innovaciones posibles.
Innovacion y seguridad
En materia de seguridad, los carros importados llegaron con todo. Está, por ejemplo, el sistema de bloqueo de frenos impuesto por la Mercedes Benz hace ya algunos años y que se hace presente en la mayoría de autos de lujo con que se cuenta actualmente. Aunque este sistema no es tan nuevo -lleva casi 15 años en el mercado-, sí ha tenido las debidas mejoras, todas acordes con los tiempos y la tecnología.
El sistema de frenos tradicional consiste en que este disminuye hasta el punto de detener el disco de frenos que va sujeto al eje de la llanta. Cuando la rueda se detiene el auto queda apoyado sobre un pequeño colchón de caucho que por su tamaño ya no es capaz de adherirse al piso, produciéndose el chirrido y el patinazo consiguientes. Esto quiere decir que se ha perdido la adherencia. En este caso lo mejor es soltar el freno rápidamente y volverlo a oprimir. De esta forma se deja libre el perímetro de la llanta y se traslada peso a la parte trasera del auto, estableciéndose el equilibrio.
Como es difícil que en una situacion inesperada el conductor retire el pie del freno, se diseñó el sistema de bloqueo de frenos que se encarga de detener las ruedas hasta el instante justo en que patinan y liberarlas en seguida para que sigan trabajando. Con esto el conductor puede maniobrar y tratar de evitar el accidente más fácilmente.
Este sistema, ideado inicialmente para satisfacer las necesidades acordes con las condiciones climáticas de países con estaciones, está muy presente en los autos de hoy.
Otro sistema también guiado hacia la seguridad, es el Airbag, que es una bolsa de aire que va contenida en el timón o en el frente, donde está localizado el toque de pito. Ante el menor roce con cualquier objeto el sistema se dispara automáticamente saliendo del timón una bolsa que evita los golpes en la cara, contra la parte delantera del auto. Este mecanismo que reacciona automáticamente sin control del conductor y en cuestión de segundos, se realiza mediante sensores ubicados estrategicamente en diferentes puntos de la parte delantera del automóvil, e incluso en los frenos, lo que asegura su eficacia ante cualquier accidente por más inesperado que este sea.
Otro punto interesante de comentar es el sistema de calefacción que traen algunos de los carros importados que están entrando al país. No se trata del sistema de calefacción tradicional ubicado en la parte delantera e interior del auto. Este sistema que está llegando se encuentra ubicado en cada asiento y puede graduarse a voluntad del pasajero.
Esto es realizable gracias a un microprocesador que además gradúa el angulo del espaldar de los asientos e incluso avisan verbalmente si se presentan fallas o necesidades en alguna de las partes o sectores de la máquina.
Los avances tecnológicos de finales de este siglo, nunca han estado tan presentes como en los autos. Algunos inclusive llevan acondicionado a su hergonomía radares especiales que ponen en sobre aviso al conductor acerca de cualquier objeto que pueda interferir en el momento de echar marcha hacia atrás.
La importancia de la inyección
Ni que decir de los sistemas de iluminación, donde las grandes farolas van desapareciendo, cada vez son mas pequeñas, hasta el punto de que en algunos autos importados sólo se observan dos orificios pequeños que proyectan luz, con una capacidad lumínica mucho más potente que las que expiden las farolas tradicionales. Esto gracias a la fibra óptica, que ya ha hecho maravillas en materia de comunicaciones y que ahora empieza a dominar en la tecnología de los últimos diseños automotrices. ¿Las ventajas? Muchas, de las cuales la más importante es lo bien protegidas que vienen ante cualguier accidente o eventualidad debido a que el sistema completo se encuentra dentro del carro en la parte del motor. Basta un poco de atención a los carros nuevos que hoy en día transitan por las calles para captar facilmente este tipo de luces.
En cuanto a sistemas de inyección electrónica, los avances también son evidentes. Ante todo es bueno recordar que este es un sistema de alimentación del motor que dosifica sólo el combustible necesario para el correcto funcionamiento del carro. Las principales ventajas de la inyección es que mejora el consumo entre un cinco y un 15 por ciento, dependiendo del diseño del motor, se obtiene mayor potencia por cilindrada y una reducción considerable en la emisión de sustancias contaminantes. Estas son algunas de las razones por las que casi todos los automóviles que están entrando al país la consideran dentro de su estructura. Además se debe tener en cuenta que las actuales normas en materia de contaminación exigen unos niveles de emisión de sustancias tóxicas que hacen casi obligatorio el uso de este catalizador en los vehículos de gasolina. A veces el sistema de inyección tiende a confundirse con el carburador, pero hay que decir que este no permite regular la cantidad de combustible que se introduce en el motor, lo que se traduce en grandes variaciones en la composición de los gases de escape, que a la vez impiden que el catalizador funcione correctamente. De ahí que la mayoría de las fábricas de autos en el mundo hayan visto como necesario instalar un sistema de inyección en prácticamente todos sus autos.
Otra novedad es un sensor que va situado en el colector de escape, justo antes del catalizador, llamado sonda Lambda. Este mide la temperatura facilitando la identificación de la composición de gases. Los resultados de esta medición son enviados al corazón del sistema de inyección para que, según los datos recibidos y unos parámetros prefijados en la memoria, ajuste la relación de la mezcla. Esta proporción es de 14 partes de aire por una de gasolina.
La premisa... comodidad
La renovación de los esquemas en casi todos los carros extranjeros es más que notoria. La mayoría poseen puertas de acceso amplias, tanto delanteras como traseras. La calidad representada en los acabados y en los materiales es muy elevada. Los interiores, en la cabina, gozan de formas prácticas y agradables que invitan al uso para largas jornadas de viaje. Detalles como la guantera que son amplias y con divisiones. Incluso, algunos poseen una segunda cavidad, con tapa, debajo del volante.
La instrumentación de todos estos carros se caracteriza por ser muy clara y legible. Los asientos están perfectamente concebidos y diseñados para corregir posturas incorrectas de conducción y favorecer a todo tipo de talla o de alturas.
Tampoco es raro encontrar autos, dignos exponentes de los avances electrónicos en diseño de carrocería. Con monocuerpos casi sin soldaduras aparentes, estructuras de alta seguridad, caja de cinco velocidades, bloqueo central con switch general, cinturón de ajuste de altura automático, luz trasera, testigos de luces en el tablero, el tanque de gasolina en otro sitio lo que aumenta el espacio de la cabina y doble espejo eléctrico.
Afortunadamente enumerar las bondades tecnológicas que traen consigo los autos importados, son demasiadas. Los expertos nacionales y los amantes de estas maravillas mecánicas y electrónicas están de plácemes con las nuevas versiones, que ya no se quedan únicamente en las fotografías de las revistas extranjeras especializadas en este tema.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×