Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1994/06/20 00:00

VEHICULOS

VEHICULOS

CARRETERAS AL DIA
CON LA CREACION DEL Mlnisterio de Transporte se reformaron algunas cosas entre ellas la Red Vial Nacional, que por medio de la Ley 105 del 3 de diciembre de 1993 especifica cuáles vías pueden ser consideradas parte de la Red Nacional de Carreteras.
Las vías cuyos volúmenes de tránsito sean superiores a aquellas que sirven hasta un 80 por ciento del total de la Red Vial de Carreteras, pueden considerarse parte de la red. Así como las carreteras con dirección predominante de sur a norte, consideradas troncales, que inician su recorrido en fronteras internacionales y terminan en los puertos del Atlántico o en fronteras de otros países. Las carreteras que unen las troncales anteriores o las que unen las capitales de departamento también hacen parte de la Red Nacional de Carreteras. Estas son sólo algunas de las especificaciones que se tienen que cumplir a la hora de distinguir o clasificar carreteras y forman parte de una serie de especificaciones que se espera ayuden no sólo a diferenciar para poder solucionar problemas que superen el 47 por ciento de carreteras que se encuentran en buen estado, el 37 por ciento regulares y el 15 por ciento restante en condiciones bastante precarias.


SOLUCIONES A LA MANO
Lo anterior sirvió, entre otras cosas, para que el Instituto Nacional de Vías -encargado de administrar y operar la red vial nacional- adelante la ejecución de un programa de mantenimiento preventivo con el propósito de disminuir el acelerado deterioro de la red vial y evitar su posterior rehabilitación y construcción, lo que a la vez se traduce en costosas inversiones.
Mediante la contratación de una asistencia técnica, se pretende la implantación de un sistema integral de administración para el mantenimiento vial de la red a cargo del Instituto, cuyo objetivo esencial es establecer una planificación eficiente y eficaz de todas las acciones encaminadas a llevar la red a un estado óptimo de operación. Todo lo anterior permitirá evitar, antes del año 2000 las frecuentes actividades de rehabilitación y reconstrucción. La idea también es la de lograr un continuo plan de mantenimiento con el fin de conservar la red vial en buen estado, es la única forma de ofrecer al usuario vías con una superficie de rodamiento duradera.

PROYECTOS ACTUALES
El Instituto Nacional de Vías tiene el reto de rehabilitar 2.228 kilómetros durante los próximos cuatros años, los mismos que actualmente se encuentran a nivel de pavimento en concreto asfáltico presentando un estado deficiente. Otra de las metas es realizar sellos asfálticos a 3.687 kilómetros en vías que hoy se catalogan en buen estado, además de la realización de refuerzos asfálticos a 2.542 kilómetros.
Las rehabilitaciones tendrán un costo aproximado de 258 millones de dólares. Los resellos costarán 106,8 millones de dólares, sin incluir el costo correspondiente a mantenimiento rutinario.
Todo parece indicar que el costo de mantenimiento y adecuación de vías es alto, pero se tiene que pagar si se quiere hacer uso de carreteras en el mejor de los estados, evitando así riesgos e inversiones futuras. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.