Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/22/1994 12:00:00 AM

VEHICULOS


EL 'BOOM' DE LOS AUTOS NUEVOS
Uno de los sectores donde más se han visto los alcances de la apertura económica es en el automotriz. Nuevas marcas y nuevos modelos están a la mano de los colombianos.

LA VENTA DE AUTOmóviles es uno de esos mercados donde claramente se evidencia la acelerada modernización que vive el país en esta década. Es quizás el mejor ejemplo para mostrar las bondades de la apertura económica. El año pasado, particularmente, el sector automotriz se consolidó como el más importante en ventas. Y todo parece indicar que durante 1994 esa tendencia se mantendrá.

A partir de 1990 empezaron a llegar al país nuevas marcas de carros de diferentes procedencias. Con los coreanos a la cabeza, se arriesgaron a entrar en este mercado dos o tres marcas que al mismo tiempo se aventuraban en otros países latinoamericanos.

El resultado de la inversión no estaba asegurado porque, aunque se sabía que la economía colombiana sería irrigada por nuevos capitales, también se tenían en cuenta las costumbres de los colombianos.

Por ese entonces, los estudios de mercado de las ensambladoras nacionales mostraban estas tres tendencias: el promedio de la amplia clase media cambiaba de carro cada seis o siete años, en cada familia había uno o máximo dos automóviles y cuando se consultaba sobre la necesidad de un vehículo adicional en medio del segmento con vivienda propia, las cuatro ruedas terminaban compitiendo invariablemente con un cartón de posgrado al menos "para uno de los muchachos" o con los pasajes al exterior de las anheladas vacaciones para toda la familia.

¿CAMBIO DE CULTURA?

Pero lo cierto es que el negocio de los cero kilómetros de uso familiar, nacionales e importados, empezó a dar mejores resultados, y a las ensumbladoras nacionales, que tenían todo el control del mercado automotriz, se unieron nuevas marcas que llegaron con la intención de explorar el mercado y con el paso de los días lograr un buen posicionamiento. Entre 1992 y 1993 entraron marcas japonesas, coreanas, europeas y de los países detrás de la hoy abolida cortina de hierro.

Y a medida que llegaban los nuevos modelos con sus líneas deportivas a precios competitivos, los colombianos de las principales ciudades empezaron a contemplar la idea de mejorar su vehículo particular. Lo cierto es que las ventas de vehículos familiares y comerciales en conjunto llegaron a 143.301 unidades en 1993, según datos comparados de ensambladoras nacionales e importadores exclusivos.

En este crecimiento del mercado automotor -más del 105 por ciento- tuvieron que ver también algunas marcas que se habían ido de país y regresaron con nuevos bríos, en alianzas con las emsambladoras nacionales o con representantes exclusivos. Este último es el caso de Chrysler que, con sus marcas Dodge y Jeep, volvió al país a través de Crump América S.A.

La Ford, por su parte, reanudó operaciones en Colombia el año pasado y de acuerdo con las estadísticas que se manejan en el mercado nacional, esta marca es hoy por hoy la líder en la venta de importados con su modelo Festiva que está en la franja de los 12 millones de pesos. Le sigue muy de cerca la marca coreana Daewoo que se ha hecho fuerte en el mercado con su carro el Racer GTI.

COMPRADORES COMPETENTES

Pasada la novedad por la cantidad de marcas que ingresaron al país, los compradores comenzaron a ser más selectivos. Hoy por hoy, cuando llegan a un concesionario indagan si este o aquel modelo cuenta con rines de determinadas características y marcas, frenos con sistema ABS, refuerzos de seguridad en las puertas e inyección electrónica multipunto, air bag en los puestos de conductor y pasajero, y aire acondicionado.

Dentro de la compra del auto nuevo, adicionalmente, suele mediar una publicación especializada que trae una completa radiografía sobre el auto que está en venta. También el diseño desempeña un papel muy importante. Los compradores se fijan en un amplio espacio interior, buenos acabados, preferiblemente en cuero. Ahora esta el boom de la puerta trasera que en algunas marcas se llama "Notchback", diseñada en su terminación imitando la forma tradicional de la tapa horizontal del baúl, pero que abre hasta arriba convirtiéndose en la quinta puerta de manera que amplía el necesario espacio de carga.


PRESENTE Y PROYECCIONES

Mucho se llegó a pensar que la moda del auto nuevo iba a ser flor de un día. Pero de acuerdo con los datos del sector automotriz, la relación de ventas de vehículos nacionales e importados se conservó entre enero y junio de 1994 con respecto al mismo período de 1993. Mientras en el primer semestre del año anterior las ensambladoras nacionales vendieron el 58.3 por ciento de las unidades -sumados los carros comerciales a los de uso familiar-, este año han vendido (corte el 30 de junio), el 58.1 por ciento de su producción.

Sin embargo, si se toma sólo la franja de autos familiares la relación es diferente: el 53.4 por ciento de los autos "domésticos" vendidos en el primer semestre de 1993 eran nacionales. Y ese porcentaje aumentó a 60 este año.

En cifras redondas, por otro lado, hay una leve disminución en las ventas netas. Se pasó de 47.973 unidades de autos familiares en el primer semestre de 1993 a 43.197 en el mismo perìodo de 1994.

Pero tambièn hay que contar con que los compradores colombianos están mejor informados que nunca sobre automóviles, oferta, demanda, e incluso posibilidades de posventa. Gracias a las publicaciones especializadas y a la creciente inversión en publicidad de las marcas presentes en el país, ellos se hacen cada día más conscientes sobre la medida en que su marca y su modelo elegido se va quedando atrás en diseño y tecnología .

Así las cosas, no resulta ilógico calcular que los colombianos de ingresos medios y medios-altos transformarán sus costumbres en esta dirección: cambiar de carro será para ellos una necesidad ya no a los siete años, sino a los tres o cuatro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.