Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/31/1994 12:00:00 AM

VEHICULOS

CON LAS PILAS PUESTAS
Las baterías son de las partes que más cuidados requieren, pero también a las que menos atención se les presta.

GENERALMENTE el conductor desprevenido sólo se da cuenta de que tiene problemas con su batería cuando una mañana cualquiera intenta encender su vehículo y éste no responde por nada del mundo. Después de llamar a un mecánico casi siempre la explicación del problema es la misma: falta de mantenimiento de la batería.

Son muchos los dueños de automóviles que se limitan a comprar una batería y luego se olvidan de que existe. Es más, adquieren una pero no saben si la que compraron le conviene a su carro. Por eso lo mejor es conocer las nociones básicas sobre el generador de energía de un automotor.

Actualmente existen dos tipos de batería de acuerdo con la forma de mantenimiento que requieren. Una es la batería de libre mantenimiento y otra es la de bajo mantenimiento. La primera está hecha para aquellas personas que nunca miran la batería. La duración de la carga oscila entre tres y cuatro años, viene sellada y hay que llevarla a revisar a los 18 meses de haberla adquirido. Es perfecta para aquellas personas que están permanentemente ocupadas y no tienen tiempo de verificar periódicamente el funcionamiento de su carro.

La de bajo rendimiento no viene sellada. Los vasos que están llenos de agua desmineralizada, necesaria para el funcionamiento del generador, pueden destaparse para observar el nivel del agua y evitar que se bajen muy rápido dañando su funcionamiento e interrumpiendo el circuito. La revisión de esta batería hay que hacerla cada dos meses, pues se corre el peligro de encontrarla dañada irreversiblemente de no hacerlo.

Fácil mantenimiento
El mantenimiento de una batería es muy fácil y rápido. Lo puede hacer cualquier persona. Lo primero que hay que hacer es verificar el nivel de agua de los vasos. En caso de encontrarlos algo bajos, se deben llenar. Si es mucho lo que han bajado, debe consultarse con el concesionario autorizado.

La limpieza de las terminales del automóvil y los bornes del generador es indispensable, ya que facilita la transferencia de electricidad de la batería a los aparatos eléctricos del carro. Además es aconsejable revisar el estado del sistema eléctrico, ya que muchas veces la duración de la batería es inferior a la prometida, y ello se debe a un corto-circuito o a una sobrecarga del alternador.

Es importante saber qué generador le conviene a cada automóvil. Todas las baterías para carro son de 12 voltios pero su capacidad varía desde 48 hasta 100 amperios. No gastará la misma cantidad de energía un Renault 4 que un Mercedes Benz equipado con vidrios eléctricos, teléfono celular, equipo de sonido con compact-disc y apertura electrónica de puertas.

Finalmente, si los problemas de la batería persisten, lo mejor es consultar la opinión de los expertos, pues los inconenientes se pueden derivar de defectos en la construcción, para lo cual lo único que queda por hacer es reclamar la garantía.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.