Martes, 21 de octubre de 2014

| 1995/07/31 00:00

VEHICULOS

VEHICULOS

EQUILIBRIO Y ESTETICA
Éste auto alemán con 'full' equipo, calidad y armonía, es el valor optimo para el carro perfecto.
PARA EL ARQUItecto Felipe Camacho toda su vida lo han apasionado los autos compactos, de fuerza y calidad, europeo e intemporal sin perder personalidad y encontró en el Skoda Felicia el equilibrio perfecto entre precio y equipo. Tiene una moderna figura, su línea envolvente acentuadamente elevada y en forma de cuña muestra la seguridad estilizada y la intención del diseñador de crear moda duradera para luchar contra la moda pasajera.
Su forma aerodinámica ofrece poca resistencia al viento y contribuye a mantener un bajo consumo. Es la forma compacta determinada por la funcionalidad y la estética. En conjunto sus faros principales planos y envolventes en las esquinas e intermitentes integrados, simbolizan la personalidad de esta nueva generación.
Los parachoques de gran superficie que se unen con la carrocería frontal y que soportan golpes de hasta cinco kilómetros por hora sin dejar rastro, completan la primera impresión del Skoda Felicia, un vehículo con perfil temperamental. Es un auto que posee rines de aluminio, lavafaros, faros antiniebla adelante y atras, bloqueo ceptral en las cuatro puertas, reloj digital, radiocasete, descansacabezas para piloto, copiloto y pasajeros, silletería anatómica y tapicería de lujo.
El Skoda Felicia ofrece, según las normas internacionales, seguridad pasiva y activa Su habitáculo, diseñado por computador, da a las puertas laterales barras de acero que ofrecen protección en caso de choques, ejes delantero y trasero de diseño totalmente nuevo que se encargan de una circulación recta óptima y garantizan una respuesta estable en casos extremos, posee cinturones de seguridad retráctiles de tres puntos ajustables en altura, además ofrece los sistemas ABS y airbag, como complemento del equipo de seguridad en serie.
En su tablero, todos los controles se han situado por su hergonomía, totalmente visibles y libres de reflejos, sin obstáculos que puedan distraer la atención, convirtiéndose el sitio del conductor en un lugar de descanso y relajación.
Conductores como Felipe Camacho son, lógicamente, cada vez más exigentes. Y los ingenieros han dado una respuesta al desafío con motores de 1.300 centímetros cúbicos y cuatro cilindros transversos poderosos de aluminio para economizar peso y consecuentemente también gasolina, que generan 69 caballos de fuerza. El aluminio es un material perfecto para muchos campos de la fabricación de automóviles. Es fácil de modelar y, sobre todo, es ligero. Pesa un 25 por ciento menos que un motor convencional con el mismo cubicaje, además posee una alta conductividad de calor que reduce la fase de calentamiento con las consecuencias de un menor nivel de emisiones y una mayor duración.
La gran duda de Felipe era si el Skoda pertenece a los carros de la Cortina de Hierro. Pero su sorpresa fue saber que el grupo Skoda pertenece a la firma Volkswagen. Su diseño, hasta en los más mínimos detalles, como el sistema eléctrico, son realizados por técnicos alemanes. Todas esas partes son llevadas a la República Checa, donde la mano de obra es barata pero calificada y allí se ensambla. La casa Volkswagen posee el 98 por ciento de la fábrica Skoda y el gobierno checo el 2 por ciento. Así, no queda ninguna duda de que este auto es alemán, full equipo, calidad y armonía. El valor óptimo para el carro perfecto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×