Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2002/04/22 00:00

Vuelven las utilidades

Pese a que la economía estuvo estancada las entidades financieras lograron mejorar sus resultados y su solvencia.

Vuelven las utilidades

En 2001 las entidades financieras volvieron a dar utilidades. En su conjunto arrojaron ganancias por 297.000 millones de pesos, cuando el año anterior habían perdido 1,8 billones de pesos y en 1999 el saldo en rojo había sido de 2,8 billones de pesos. El solo hecho de que en el consolidado las entidades del sector dieran ganancias es una buena noticia, pues confirma la recuperación que se ha venido dando, lenta pero sostenidamente, en los principales indicadores de los intermediarios financieros.

De una crisis financiera como la que tuvo Colombia en 1999 no se sale fácil, ni rápido. Pero pese a que la economía ha estado más bien estancada durante los últimos dos años las entidades del sector financiero han logrado avanzar mucho en el camino de sanear sus balances y elevar su solvencia. El porcentaje de créditos vencidos ha venido bajando paulatinamente y las provisiones que las entidades hacen para las deudas malas se ha incrementado considerablemente.

El desempeño, sin embargo, no ha sido parejo para los diferentes tipos de intermediarios. Las entidades especializadas en crédito hipotecario siguen golpeadas por el gran número de deudores que se han colgado en las cuotas. La cartera vencida de los bancos hipotecarios sigue siendo más alta que la de otros intermediarios.

No obstante las cosas están empezando a cambiar. Capitalizaciones recientes, como la anunciada por AVVillas en el segundo semestre del año pasado, contribuyen a fortalecer la solvencia de las entidades hipotecarias. También los desembolsos de las mismas han empezado a crecer (95 por ciento el primer trimestre de 2002) induciendo una reactivación de la actividad constructora. No menos importante es la creación de la Titularizadora de Colombia, una entidad que buscará financiar el crédito de vivienda a través del mercado de capitales, en lo que constituye una solución estructural de los problemas que llevaron al colapso del Upac hace tres años.

La historia ha sido un poco diferente para otros intermediarios financieros. Los llamados bancos de segundo piso han tenido un buen desempeño, así como las entidades especializadas en crédito de consumo. Este último segmento ha mostrado un dinamismo importante en los últimos meses. Las corporaciones financieras tuvieron resultados mixtos. Aunque las dos más grandes arrojaron utilidades, en el agregado este tipo de entidades continuaron arrojando pérdidas en 2001.

Los bancos, por su parte, tuvieron un giro positivo en sus resultados. En su conjunto, las entidades bancarias arrojaron ganancias por 600.000 millones de pesos el año pasado. Durante 1999 y 2000 las pérdidas para los bancos habían sido de 2,2 billones y 1,3 billones de pesos respectivamente. Las utilidades, todavía bajas en comparación con años anteriores a la crisis, son, sin embargo, una señal alentadora. No hay que olvidar que los resultados positivos se dieron pese que los bancos aumentaron sustancialmente sus provisiones para mejorar el cubrimiento de la cartera.

En las páginas que siguen SEMANA presenta las 50 entidades más grandes del sector financiero, ordenadas por el nivel de activos al cierre de 2001. Así mismo, para el segmento de bancos, se presenta un ranking en el que los mismos se ordenan según cinco variables clave para medir su calidad y desempeño. Igualmente, se presenta un análisis sobre las principales tendencias que marcarán el futuro de la banca y otro sobre los actuales retos del negocio de los seguros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.