Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1997/06/23 00:00

YAMID AMAT

Hace 15 años era el primero en la radio. Hoy es el primero en la televisión.

YAMID AMAT

Yamid Amat es, ante todo, un revolucionario. Su trabajo, sus ideas y su tenacidad lograron rescatar a la radio, un medio que parecía estar condenado al baúl de los recuerdos, para convertirla en todo un fenómeno de las comunicaciones, no solo en Colombia sino en América Latina. El nombre de este bogotano de ascendencia palestina está estrechamente ligado al desarrollo del periodismo nacional de fin de siglo. De hecho, hace 15 años _cuando apareció el primer número de SEMANA_ Yamid era el primero de la radio. Hoy es el primero de la televisión.Los rasgos del carácter de Yamid Amat coinciden perfectamente con los descritos en los tratados de astrología para los sagitarios: fraternal, sincero, humano, depositario de un corazón franco, de una mente abierta y, sobre todo, de una vocación idealista a toda prueba. Por eso Yamid es uno de los pocos hombres que han podido ver la mayor parte de sus sueños hechos realidad. Después de una fugaz carrera en prensa escrita, Yamid cambió todos los esquemas de la radio tradicional en su célebre programa 6 a.m. 9 a.m. Este espacio _que rescató la pasión de la gente por la inmediatez de la noticia_ creó un hábito nacional. Un vicio, que hoy casi 20 años después subsiste a través de muchos discípulos. Para Yamid no existía entrevista imposible, personaje oculto o situación ajena. Su olfato casi 'animal' para descubrir los hechos importantes, su estilo descomplicado y ágil; una habilidad sin igual para desenterrar sentimientos y noticias del corazón y la mente de sus entrevistados... Todo eso hizo de Yamid el patrón de la radio. De su mano (gracias a las exigencias de su imaginación) fue creciendo la tecnología y, de paso, se formó en ese medio un grupo de periodistas que contribuyó a cambiarle de una vez por todas la cara a la radio colombiana y entre quienes se cuentan Juan Gossaín, Julio Sánchez Cristo y Darío Arizmendi. Para todos ellos Yamid sigue siendo su maestro.Pero la carrera de Yamid no solo se ha hecho frente al micrófono. Después de su salida de 6 a.m.9 a.m. y de Caracol radio, empezó a rondar por el mundo de la televisión. Hizo Reportajes Caracol y luego de un fugaz paso por Coestrellas llegó a CM&, noticiero que, después de un nacimiento difícil se encuentra hoy en el primer lugar de sintonía. Este noticiero es un retrato vivo de su director: ágil, audaz y humano. Y cuando la vida profesional de Yamid parecía estar en una tranquila cúspide, volvió a meterse _con el entusiasmo de un adolescente_ en la tarea de hacer una nueva radio. Por eso nació Radionet, un concepto diametralmente distinto al que inventó y consolidó en otros tiempos. Una opción diferente a la repetición del éxito de su propia fórmula. Se trata de una emisora que cubre con noticias las 24 horas del día y que ya empezó a colonizar audiencia, no solo en la mañana sino en el resto del día. Hay quienes aseguran que el próximo reto de este adicto al trabajo será el de trasladar este esquema de noticias a la televisión para ponerla a tono con las tendencias del nuevo siglo. Entre tanto Yamid Amat sigue ejerciendo con la pasión que ha caracterizado todos los actos de su existencia. Pasión por la mujeres que ha amado, por sus amigos, por el Santa Fe, por el juego, por la libertad, por la honestidad, por la lealtad, por una buena charla y, sobre todo, por el periodismo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.