Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/4/2010 12:00:00 AM

De la economía del conocimiento a la creatividad

La Alianza Universidad Empresa Estado, SEMANA, 'Dinero' y la OEI, con el apoyo del Sena, IBM, Inventta y la Universidad Javeriana, convocaron el foro '¿Innovación para qué?'. Estas fueron las conclusiones.

En Colombia existe la opinión de que el país está bien en materia de innovación pero, al comparar con el mundo, está rezagado y va más lento en los indicadores de competitividad. Por eso se convocó el foro ‘¿Innovación para qué?’, en el que ministros como Sergio Diazgranados, de Comercio, Industria y Turismo, y Diego Molano, de TIC; Hernando José Gómez, director del DNP, y Jaime Restrepo Cuartas, director de Colciencias, explicaron cómo la locomotora de innovación va a generar desarrollo y empleo.

Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de la Competitividad, comenzó contextualizando los retos entre los cuales están la desigualdad y la necesidad de tener profesores entrenados para formar innovadores.

Evaldo Vilela, secretario adjunto de Ciencia y Tecnología de Minas Gerais, un estado brasileño del tamaño de Colombia, reflexionó sobre el insostenible modelo de desarrollo de Brasil, cuyas exportaciones se sostienen en industrias de base tecnológica blanda como soya, entre otros cultivos, mientras importa bienes de alta tecnología como el iPad. Colombia tiene que priorizar los recursos para lograr un desarrollo empresarial dadas dos realidades. Una, la necesidad de recortar la brecha tecnológica y otra, hacer más rentables los pequeños negocios que ayuden a paliar la pobreza.

Gregory Horowitt, cofundador y director de Global Connect, quien trabajó 17 años con Warren Buffett, uno de los tres hombres más ricos del planeta, invitó a encaminar la innovación para buscar soluciones de problemas sociales y empresariales. Incluso, el caso brasileño invita a resolver los problemas para ir avanzando en el corto plazo con transferencia de tecnología y para garantizar la sostenibilidad económica de mediano y largo plazo, se necesita esforzarse en inventar, patentar y licenciar.

La historia de Katherine Garzón, gerente de Biotechnova, explicó el potencial de la biodiversidad para nuevos productos y generó un consenso: es urgente que las trabas legales se superen y sea más fácil proteger las innovaciones y darles uso comercial. Colciencias, la Superintendencia de Industria y Comercio, Invima, Ica y el Ministerio de Ambiente, entre otros, deben articularse y allanar el camino de la biotecnología, el sector donde se pueden generar mayores ingresos, que generen empleos calificados y bien remunerados.

José Manuel Restrepo, rector del Cesa; Francisco Manrique, empresario y mecenas de la innovación y el desarrollo, y Francisco Thiermann, presidente de IBM, todos de la Alianza Universidad Empresa Estado de Bogotá, hicieron un llamado a la institucionalidad de la capital para sumar esfuerzos y ser una tecnópolis y crear así un ecosistema propicio para la innovación de base tecnológica que incluya a la Alcaldía, la CCB y la alianza de universidades y empresas con el apoyo del gobierno. El objetivo será impulsar clusters, generar empleo y resolver los problemas sociales de la región.

El científico colombiano Raúl Cuero cautivó a la audiencia y dejó claro, junto con Julia Gutiérrez de Piñeres, del Sena, que la educación debe repensarse y permitir que personas de cualquier edad se acerquen a la ciencia, como sucede en los tecnoparques del Sena y en los Parques de la Creatividad, donde una joven de 19 años ya tiene su futuro económico asegurado porque ha desarrollado patentes licenciadas con empresas. Es decir, si ella pudo, en Colombia podemos.

El sector defensa, pilar del desarrollo tecnológico en las naciones más desarrolladas, tuvo su representante en el foro con el presidente de Cotecmar, el contraalmirante Daniel Iriarte.

Fernando Guarín, un cerebro fugado de Colombia hace 36 años, le ha aportado ocho patentes a IBM con las consiguientes ganancias, quiere aportar al país. Esa generosidad es frecuente y el Estado debería aprovechar generando redes de colaboración con este tipo de expertos que conectarían rápidamente a Colombia con cientificos del mundo. Actuar más rápido y más coordinadamente entre la universidad, local y extrajera, la empresa y el Estado, sería la principal conclusión del foro.

Vea documentos de interés y las presentaciones de nuestros panelistas en www.forossemana.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.