Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/2/1997 12:00:00 AM

¡ABRACADABRA!

A pocas personas los pasatiempos se les convierten en profesión. Esto le sucedió a Jaime Simhon, un dedicado empresario con pasión por la magia. Aunque durante años sus trucos estuvieron reservados a los amigos y familiares, ahora quiere dedicarse a la magia de tiempo completo. Para lanzarse, en junio, Simhon va a ofrecer un espectáculo por todo lo alto cuyo montaje costó cerca de 500.000 dólares. Esa suma fue invertida en la asesoría de magos de Las Vegas, quienes le ayudaron a convertirse en experto en este difícil arte. El empresario (conocido por su famosa cuña de televisión '¡Apúrele que estoy botao!') está practicando números como partir a una mujer, hacer levitar a una persona y escaparse al estilo Houdini. Sin embargo, su sueño es hacer un show de ilusionismo al estilo de David Copperfield y desaparecer el cerro de Monserrate ante los bogotanos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?