Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/29/2009 12:00:00 AM

Adicto al sexo

De los escándalos de Silvio Berlusconi por su debilidad por las mujeres se ha dicho de todo. Pero ahora es su esposa, Veronica Lario, quien ha decidido contar su historia en la nueva edición de su biografía Tendenza Veronica (Tendencia Veronica), escrita por la periodista Maria Latella y publicada originalmente en 2004. Según el texto, ella decidió divorciarse del primer ministro por sus mentiras: "No puedo ser su niñera ni tampoco puedo evitar que haga el ridículo ante todo el mundo... me separo de este hombre", dijo. Lario presenta a Berlusconi, de 72 años, como un adicto al sexo. Al parecer, sólo habría aceptado quedarse con él si ingresaba a una clínica para curar ese problema. Cuenta que la gota que rebosó la copa llegó cuando su marido fue a la fiesta de la jovencita Noemí Letizia, que cumplía 18 años. En esa oportunidad el mandatario le dijo que tenía que ir a Nápoles de urgencia para resolver un tema de basuras. "La enésima mentira", comenta, porque luego se enteró por los medios de "que había ido al cumpleaños de una adolescente cuando ni siquiera asistió a los de nuestros hijos". Este fue el punto final de una relación que empezó en 1980 cuando Berlusconi, que era casado, conoció a Lario, entonces una actriz de 23 años que lo sedujo en el teatro Manzoni de Milán, donde se presentaba semidesnuda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.