Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/17/2013 1:00:00 AM

Adiós a la amenaza

La primera impresión es la más importante y la más difícil de borrar.

La primera impresión es la más importante y la más difícil de borrar. Pero Cecilia Giménez, la restauradora que el año pasado se hizo famosa por destruir el Ecce Homo de Borja, está decidida a hacerlo. Para demostrar que sí es una talentosa artista, la española inauguró una exposición con sus propias obras, entre las que está incluido un nuevo Ecce Homo que ella pintó.

Giménez se excusó el año pasado diciendo que “no la dejaron terminar” la restauración del mural del Santuario de la Misericordia, pero ya era tarde: la imagen deforme le dio la vuelta al mundo en pocos días. El furor fue tal que la capilla comenzó a cobrar un euro por visita y ya ha recaudado más de 50.000. La buena noticia es que, ahora que Giménez está haciendo sus propios cuadros, estarán fuera de peligro los de otros artistas que necesitan ser restaurados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.