Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/12/1989 12:00:00 AM

AIRE DE ROCK

Charlie Garcia en su gira por Colombia demuestra por que es el rey del rock en español.

Para los entendidos es el número uno. Para el resto no es sino otro mas de los exponentes del boom del rock en español. Delgado, alto, de tez blanca, con abundante cabellera, con un minibigote natural a dos tintas (blanco y rubio) y llevando siempre unas gafas oscuras que, sin embargo, no ocultan sus ojos expresivos. Su musica y su personalidad hacian parte de la leyenda, porque sus discos, hasta hace poco tiempo, eran imposibles de conseguir fuera de la Argentina.

Despues de 17 años de tocar, cantar y componer, Charlie Garcia llega a Colombia para realizar una gira nacional. Las fotos y la televisión mostraban a un viejito que sudaba la gota gorda en cada una de sus presentaciones. Pero, en vivo y en directo, es un hombre de 37 años, vital, carismático, con un enorme sentido del humor y de la ironia. Y el humor, la inteligencia y la ironia de las letras de sus canciones, asi como su gran sentido musical, lo han convertido en el papa del rock en español, aunque el prefiere que lo llamen tio.

Comenzó tocando un piano de juguete y sus padres lo matricularon en el conservatorio. A los 12 años ya había aprobado con honores todos los cursos de teoria y solfeo. En poco tiempo la musica clasica se convirtio no solo en su afición sino tambien en su profesión. Pero a mediados de los años sesenta, cuando surgieron los "Beatles", Charlie decidió que esa era la musica que quería hacer y colgo los clasicos para dedicarse al rock.
Desde esa epoca este genero es su vida, su razón de ser y la "libertad", como el llama a su profesión. "Libertad, porque compongo, toco y canto cuando me da la gana. No tengo ningun tipo de contratos. Y cuando quiero convertirme en un ciudadano comun y corriente, que va al cine, ve televisión y monta en bicicleta, me retiro y produzco. Ademas puedo dedicarle tiempo a mi hijo Miguel, que tiene 12 años", afirma Charlie.

Vive entre Buenos Aires, Nueva York y Rio de Janeiro. Y aun cuando ama a América Latina, asegura que un cantante de rock necesita ir al norte y a Europa para aprender muchas cosas. Y, de paso, arremete contra quienes lo atacan por haberse entregado al imperialismo, y se rie. Pero, tambien se rie de sus criticos que cada vez que saca un disco, dicen: "El Charlie de hoy esta acabado, era mejor el de hace dos años". Siempre ocurre. Y es que sus discos son polémicos. Tan polémicos como el mismo que a fuerza de que la gente diga que es distinto, hace todo lo posible por ser original.

Como la mayoría de los de su especie, Charlie Garcia es un contestatario, pero no se hace falsas ilusiones.
Una de sus canciones dice: "Para quien canto yo, si los humildes no me entienden" Interrogado por SEMANA al respecto afirma: "Un tipo que tiene que trabajar todo el día para comer no necesita de la musica, para el es algo superfluo". Y añade: "Todos esos cantantes de protesta que se hacen los vivos y los graciosos, la verdad es que no hacen mas que bulla.
Esos que dicen estar al lado del pueblo y que le cantan, lo que hacen es canciones para un público elitista.
El pueblo no puede oir porque está metido en otra cosa".

Aunque no se considera como un abanderado de las causas populares, durante su carrera ha sido varias veces censurado. Por ejemplo, cuando con el grupo Sui Generis, en 1974, en la Argentina, sacó el disco "Instituciones", que fue prohibido. "Eran épocas diferentes--recuerda. En ese momento me daba bronca cualquier institución (la familia, la iglesia) que se aliara con el terror. Pero eso pertenece al pasado. En este momento no puedo cantar contra la guerra porque no hay guerra, ni en contra de los milicos y las torturas cuando hay cinco en la carcel condenados por estos crimenes". Y continua: "Hace un par de años me pidieron que hiciera la musica para la película "La noche de los lápices" (cinta que cuenta la historia de unos estudiantes de secundaria desaparecidos y asesinados por los militares argentinos durante la dictadura). Yo dije: "never" . Me parecia que se trataba de explotar comercialmente algo horrendo. En otra epoca podria haber sido util, pero el tiempo de terror paso y todo el mundo sabe que en la Argentina se torturo. Me parece que la critica por la critica es algo insoportable".

Así es Charlie Garcia. Va soltando frases contundentes. No quiere con graciarse con nadie. Cuando se le interroga sobre politica dice jocosamente: "Milito en el gatopardismo. No deseo que las cosas cambien porque lo que viene podría ser peor. Lo unico que quiero es que mi país se estabilice económicamente porque estamos mal, muy mal. Pero como no soy político ni periodista, no puedo ayudar. Lo unico que se hacer es musica y por eso la hago bien, intento producir discos como creo que mejor le gusten a mi público".

El público colombiano tiene la palabra. Y a juzgar por el concierto del viernes en la noche en la Plaza de Toros de Bogotá, no queda la menor duda de que el rock del viejo Charlie es el mejor que se esta haciendo en este momento.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?