Martes, 17 de enero de 2017

| 1994/11/21 00:00

AL CALOR DE AURA CRISTINA

Esta bella y encantadora mujer no requiere ninguna presentación. De sus papeles exitosos en telenovelas igualmente exitosas, los colombianos la verán ahora haciendo lo que más le gusta: cantar con el alma.

AL CALOR DE AURA CRISTINA

TODO COMENZO UN 9 DE MARZO DE 1967, dice Aura Cristina, soy una piscis con ascendente sagitario", a lo cual ella atribuye su temperamento alegre, espontaneo, enérgico y caluroso. De su padre aprendió a apreciar el arte y de su abuela el optimismo necesario para hacer sus primeros pinitos en el canto. "Quiero ser una show girl", solía decir cuando su ídolo era Olivia Newton John. Y para lograrlo tomó clases particulares de piano, pintura, grabado y escultura. "Pero los ideales cambian con el tiempo", y entonces se dedicó a estudiar relaciones internacionales en la universidad Hispano Mexicana, mientras dictaba la catedra de historia del arte. Sus ansias de algo nuevo la llevarían, una vez más, por nuevos rumbos: seis meses de modelaje.
Al cumplir 21 años su sentido de independencia, y sobre todo el deseo de conocer la tierra de sus padres, la desplazaron de Mexico a Colombia. Llegó a Santafé de Bogotá el 19 de julio de 1985, sin ningun pasado, con la intención de comenzar una nueva vida y así lo hizo. Al poco tiempo, los televidentes colombianos la verán en inolvidables telenovelas que la llevaron al estrellato y la popularidad.
"Julio Cesar Luna fue el primero en creer en mi talento ", dice Aura Cristina, y junto a él y otros directores ha ganado muchos reconocimientos y galardones, tanto en la música como en la actuación.
Sin embargo, siguiendo ese espíritu aventurero que siempre la ha acompañado, Aura Cristina culminó otro de sus proyectos: grabar un disco que tiene tal identidad pluralista que será lanzado en los mercados colombiano e internacional. Se llama Calor y entre el discurrir de congas, guitarras, guiros, trompetas, gaitas y trombones, Aura Cristina bota a borbollones el sentimiento de un canto que se inicia con la Negra Celina -la mas cumbiambera- y la más inmortal composición de Cristóbal Perez, y culmina con las promesas de amor del cubano Vito Poveda. "El calor, dice Aura Cristina, es guerrero y difícil de sofocar, porque su llama esta en el alma de vida inextinguible".
Mientras las emisoras canten con Aura Cristina, los colombianos la veran alejada de sus pantallas. Pero como el ave Fenix ella resucitara el próximo año en Eternamente Manuela, la historia de una discjockey de pueblo que ve pasar a su lado fantasticas aventuras de amor. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.