Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/3/2014 12:00:00 AM

Alfonso Cuarón, el orgullo latino en los Oscar

El mexicano es el primer director latinoamericano en ganar un Oscar. Cuarón le dedicó el premio a su mamá.

El mexicano Alfonso Cuarón se adjudicó el Óscar al mejor director por "Gravity", convirtiéndose en el primer cineasta latino de la historia que se impone en esa categoría.

Sus rivales eran Steve McQueen ("12 Years a Slave"), Martin Scorsese ("The Wolf of Wall Street"), David O. Russell ("American Hustle") y Alexander Payne ("Nebraska").

"Esta ha sido una experiencia transformadora. De no haber sido así, hubiera sido una pérdida de tiempo", afirmó el realizador en alusión a los más de cuatro años que tardó en levantar esa producción. "Este trabajo aportó sabiduría a mucha gente, y a mí me puso canas en el pelo", agregó.

Cuarón se acordó de su hijo Jonás, coguionista de la cinta, así como de su pareja protagonista, formada por George Clooney y Sandra Bullock.

"Sandy, eres el alma y el corazón de la película", manifestó.

El mexicano también provocó las risas en el Teatro Dolby al referirse a los ejecutivos de Warner Bros como "wise guys" (mafiosos), término que corrigió de inmediato para emplear las palabras "wise people" (gente sabia).

Finalmente, y en español, recordó a su madre. "Por ti estoy aquí. Te amo", declaró.

Cuarón completa así unos meses plagados de reconocimientos previos como el Bafta, el Globo de Oro, el galardón del Sindicato de Directores de EE.UU. (DGA) y el del Sindicato de Productores de EE.UU. 

El triunfo de Cuarón marcó un hito en la historia de los prestigiosos premios. El director, nacido en Ciudad de México en 1961, se convertió en el primer mexicano y el primer latinoamericano en recibir esa distinción. Lo que demuestra que la Academia que entrega los premios está cada vez más abierta a nuevas propuestas. Para lograrlo tuvo que derrotar a McQueen, O. Russell, Scorsese y Payne: cuatro gigantes del oficio.

Cuarón empezó su carrera en la televisión mexicana, donde dirigió series y telenovelas. En 1991 dirigió una exitosísima comedia llamada Solo con tu pareja, que lo llevó a la fama en su país.

Pero muy pronto pasó a Hollywood, cuando dirigió, en 1995, La princesita. Luego vino Grandes esperanzas, una película basada en un cuento de Charles Dickens y protagonizada por Ethan Hawke y Gwyneth Paltrow. Para ese entonces Cuarón fue contratado para dirigir la tercera parte de la saga de Harry Potter que estrenó en 2004.

Entre esas dos películas, Cuarón regresó a México y dirigió Y tu mamá también que, junto a Amores perros, de Alejandro González Iñárritu, consolidó el boom del llamado “nuevo cine mexicano”. La comedia, protagonizada por Gael García Bernal y Diego Luna, le valió a Cuarón una nominación al Oscar en la categoría de mejor guión original.

En 2006 el mexicano sorprendió a los espectadores con una oscura película futurista: Hijos de los hombres. Después del éxito rotundo de esa película se dedicó a explorar por varios años un proyecto que era un verdadero desafío: Gravedad. Junto con un enorme equipo de técnicos y el director de fotografía Emmanuel Lubezki, desarrolló una nueva tecnología que le permitió rodar las complicadas secuencias de Gravedad.

El resultado fue un éxito y la película, estrenada el año pasado, se convirtió en una de las más premiadas de la actual temporada. Gravedad ya se llevó muchos de los premios más importantes del cine y tiene a Cuarón haciendo historia.

Redacción y Efe.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.