Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2001/02/26 00:00

Amor eterno

Amor eterno

“Nadie, excepto su madre, cuyo cariño es distinto, lo ha querido como yo”. Con estas palabras Liliana María Mejía expresó su inmenso dolor por la muerte de su ex esposo, el torero Julio Robles, quien falleció el pasado 14 a causa de la parálisis total que le produjo una cornada recibida en 1990. Los siete años de separación no fueron suficientes para borrar el amor que construyeron durante 12 de matrimonio, porque Julio y Liliana, una caleña que por un largo período cambió a Colombia por España, vivieron unidos en los días de gloria y en los de sufrimiento. Hoy día Liliana está casada con uno de los más prestigiosos empresarios del Valle del Cauca.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.