Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/5/2010 12:00:00 AM

Amores que matan

"Si me dejas no tendré más remedio que matarme. No hay vida sin ti". La declaración aparece en una de las cartas con las que Richard Burton le expresó la dimensión de su amor a la mujer con la que se casó dos veces: Elizabeth Taylor. Recientemente la actriz entregó la correspondencia a los autores del libro Furious Love, the marriage of the century, próximo a aparecer. El romance de esta pareja sin duda fue más ardiente, obsesivo, turbulento y autodestructivo que el de cualquiera de sus películas. Se conocieron en el rodaje de Cleopatra en 1962, cuando ambos estaban casados. Burton y Taylor dejaron a sus parejas, se dieron el sí en 1964 y se divorciaron por primera vez una década después. "Tú sabes cuánto te amo. También sabes lo mal que te he tratado. Pero lo fundamental y más cruel es que no nos comprendemos. Somos como dos extraterrestres", fueron las razones que el actor encontró para explicarle a Liz sus idas y venidas. Luego llegó una reconciliación: "Amor mío. Eres mi esposo de nuevo y por nada del mundo habrá más matrimonios o divorcios", le escribió ella. Pero la nueva unión duró pocos meses. Hoy, la actriz de 78 años, reconoce que Burton fue el amor de su vida, aunque tuvo seis maridos más. Quizá por eso la única carta que no entregó a los autores es una que su amado le escribió desde Suiza tres días antes de morir a causa de un derrame cerebral en agosto de 1984, y que ella solo encontró cuando regresó del funeral. Según ella, le pedía otra oportunidad para que rehicieran su vida juntos. Aún la guarda en su mesa de noche.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.