Jueves, 23 de febrero de 2017

| 2010/04/10 00:00

Artista inamovible

Artista inamovible

Quienes por estos días visitan el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) no salen del asombro al toparse con una exposición de la artista serbia Marina Abramovic, una de las pioneras del performance. El acto titulado The artist is present (El artista está presente) es toda una prueba de resistencia, en el que Abramovic debe permanecer inmóvil y en silencio mientras cientos de asistentes se sientan en frente suyo y tratan de distraerla o hacerla reír. Si la artista logra su cometido, a finales de mayo, cuando termina su obra, habrá durado sentada y estática 716 horas y 30 minutos. El museo también exhibe una retrospectiva de sus 30 años de carrera, en la que participan reconocidos artistas que reinterpretan algunos de sus performances más memorables. Uno de ellos es la colombiana María José Arjona, quien desnuda hace las veces de puerta de la sala de exposición. Esta no es la primera vez que Abramovic conmociona al mundo del arte. Desde los años 70, la artista se ha hecho célebre por poner a prueba su cuerpo, como cuando grabó sus gritos hasta quedar sin voz o el día en que se acuchilló los dedos. Pero sus excentricidades van más allá del arte. En una ocasión se propuso con su novio atravesar la Gran Muralla china desde extremos opuestos para encontrarse en la mitad, acto con el que pusieron fin a su relación. Se dice que su ex novio fue uno de los que la pusieron a prueba en el MoMA.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.