Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/3/1995 12:00:00 AM

ATERRIZAJE FORZOSO

El panorama de Christopher Reeve, el más famoso personificador de Superman es, según los médicos, bastante oscuro.

UNOS MESES antes de su accidente, el actor Christopher Reeve había visitado una unidad de trauma en un hospital cercano a Nueva York. Allí pretendía tomar nota de todo tipo de situaciones y vivencias que le sirvieran para alimentar el papel de un inválido en la película de HBO, Bajo sospecha, que actualmente se transmite por ese canal de cable en Estados Unidos.
En esa oportunidad el actor, famoso por sus caracterizaciones del héroe Superman, no pudo disimular la preocupación y el pesar que le generaron ver a varias personas postradas en una cama, completamente paralizadas por culpa de un accidente. En alguna entrevista alcanzó a comentarle a un periodista: "esto le puede pasar a cualquiera".
Pero el sábado, cuando montaba a caballo en el parque Commonwealth, en Culpeper, Virginia, mientras se preparaba para una competencia, sus palabras se convirtieron en una premonición. A pesar del cuidado que tenía en este tipo de competencias -Reeve siempre usaba casco protector- y de ser un experto jinete, cayó de su caballo cuando el animal paró en seco antes de brincar uno de los obstáculos de la competencia. El impacto al caer lo recibió la parte alta de la columna, lo que ocasionó al actor, de 42 años, fracturas en la primera y la segunda vértebras cervicales, es decir, en los dos huesos al comienzo del cuello. La lesión cortó en seguida las señales del cerebro y de la mayoría de movimientos y funciones corporales. Por eso, Reeve no podía respirar por sí mismo ni mover el cuerpo.
Desde que sucedió el trágico suceso, ha existido mucha desinformación en cuanto a su estado. En un primer momento se dijo que su condición era seria pero estable e incluso la jefe de prensa del actor alcanzó a asegurar que su vida no estaba en peligro.
Pero a medida que pasan los días, los médicos cada vez guardan menos esperanzas de que Superman salga vivo de esta.
Varios expertos que conocen este tipo de lesiones causadas por accidentes como el que sufrió Reeve la semana pasada, consideran que el pronistico es fatal. Aun si él logra sobrevivir, el panorama no se ve bueno.
"Si no hay movimiento en las 24 horas que siguen al accidente... con cada hora que pasa es menos probable que tenga una recuperación neurológica importante", manifestó una médica especialista en lesiones de columna.
Según otros especialistas, muy pocos sobreviven a este tipo de lesiones "No es común tener una daño en la espina dorsal y sobrevivir. En sentido neurológico, es casi igual a ser decapitado", dijo un cirujano de los servicios médicos de la Universidad de Maryland.
Aunque pegar los huesos rotos es posible usando unos tornillos de metal y otros artefactos, los especialistas manifestaron que no hay manera de recuperar las células nerviosas. Y esa es la razón por la cual, aunque sobreviviera, Reeve quedaría paralizado.
Lo curioso del caso es que el actor había representado ya a un personaje inválido. Fue en 1980, cuando actuó en la obra de Broadway, de Lanford Wilson, Fifth of July, como el amargado Kenneth Talley, un homosexual inválido, veterano de la guerra de Vietnam.
Y para completar, Reeve se convirtió en el tercer actor que personifica a Superman y sufre una calamidad. El primero fue George Reeves, que interpretaba al héroe en la serie de televisión de los años 50, quien se suicidó. El otro fue Kirk Alyn, de la serie de los años 40, que padeció la enfermedad de Alzheimer. Por lo visto, Superman no sólo era vulnerable a la criptonita.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.