Sábado, 21 de enero de 2017

| 1980/12/11 00:00

Bajos caprichos

Parece que los caprichos de Sharon Stone tienen en peligro la realización de la segunda parte de Bajos instintos.

Bajos caprichos

Según lo dio a conocer el diario británico The Daily Mirror, Stone les entregó a los productores de la cinta una lista de cinco páginas con sus exigencias, entre las que se cuentan viáticos para viajes en primera clase, un vestuario especial para ella, guardaespaldas las 24 horas del día, un chef personal, tres niñeras para su hijo de 4 años, un convertible para ella y un Cadillac para su entrenadora de Pilates conducido por un chofer que no fume. Las absurdas peticiones de la estrella detuvieron la preproducción de la película, que había avanzado velozmente en los últimos dos años. Stone, por su parte, demandó a los productores por 100 millones de dólares cuando recibió la noticia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.