Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1998/08/10 00:00

BELLEZA FUGADA

En sólo dos años la colombiana Claudia Perlwitz ha conquistado el mercado del modelaje en Argentina.

BELLEZA FUGADA

Quienes han visto el último video de Fito Páez y Joaquín Sabina, titulado Llueve sobre mojado, se asombran al saber que la escultural rubia que emerge ligera de ropas de un piano-piscina es una modelo colombiana. Se trata de Claudia Perlwitz, una paisa que en tan sólo dos años ha logrado lo que a muchas mujeres les toma toda una vida. Al verla, todos se preguntan por qué una mujer tan bella logró pasar inadvertida tanto tiempo en un país en el que las caras bonitas mandan la parada. Y la respuesta radica en su forma de ser, ya que ella en ningún momento planeó el rumbo que ha tomado su vida. Al igual que en los cuentos de hadas, Claudia corrió con la inmensa fortuna de estar en el lugar indicado a la hora adecuada. Hace dos años se encontraba disfrutando de un concierto de Soda Stereo en Medellín, cuando de repente las luces comenzaron a perseguirla. Ella pensó que se trataba de un juego, hasta que alguien le dijo que subiera al escenario porque la querían conocer. Ni corta ni perezosa se encaramó en la tarima y allí le presentaron a Débora del Corral _la novia de Charlie Alberti, el guitarrista del grupo_, quien le confesó que su belleza la había impactado y que quería llevársela a Buenos Aires para que hiciera un programa de televisión. Ante semejante propuesta no lo dudó dos veces y le dijo adiós a sus estudios de diseño gráfico para embarcarse en la aventura del modelaje. Y las cosas no pudieron ir mejor. Durante varios meses acompañó a Débora en la presentación del programa El Rayo, lo que le abrió las puertas en el mercado artístico del río de la Plata. Entre la gente que conoció estaba Roberto Giordano, el diseñador que descubrió a Valeria Mazza. Convencido del talento innato de Claudia, Giordano la invitó a participar en uno de los desfiles más importantes de Buenos Aires, en donde tuvo la oportunidad de codearse con modelos de la talla de la propia Valeria Mazza y de Eva Herzigova. De ahí en adelante la suerte no ha dejado de son-reírle y a sus 22 años ha logrado numerosos contratos con las principales casas de modas del país austral. Pero definitivamente lo mejor ha sido el video, al cual también llegó por casualidad. Una noche asistió a una fiesta en la que estaba presente Fito Páez, quien al verla quedó maravillado. Al otro día Claudia recibió una llamada para un casting. La competencia iba a ser dura, pues los productores buscaban una niña española o argentina que les ayudara a promocionar el disco en Latinoamérica. Aunque a la audición se presentaron 250 modelos, Claudia acaparó la atención de todos, y tanto Páez como Sabina llegaron a la conclusión de que esa era la mujer que necesitaban.Para cerrar con broche de oro, durante el rodaje conoció al director Mariano Mucci, quien le propuso participar en un largometraje el próximo año. En medio de tanto éxito, Claudia continúa buscando su espacio, ya que en el fondo sigue siendo la misma persona que hace dos años salió de Colombia en busca de un sueño.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.