Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/11/2015 10:00:00 PM

Blue Man Group se toma Bogotá

Un espectáculo, que por su alta dosis de creatividad es un éxito desde que fue creado en 1991, llega por primera vez a Colombia a fines de este mes.

Tras 12 años pintado de azul, encarnando uno de los tres personajes en escena del Blue Man Group, Isaac Eddy se retiró del grupo a comienzos de junio. Sobre qué le había dejado el show, aseguró: “Aprendí el valor verdadero de escuchar. El poder verdadero de estar en silencio. Y en términos de contar historias, de lo que escuchar y estar en silencio producen en un escenario”. Decenas de críticos a través de 25 años de trayectoria han recomendado el espectáculo y más de 35 millones de espectadores en 15 países lo han visto. Las cifras muestran que los hombres azules dejan huella en actores y espectadores por igual. Y pronto es el turno de Colombia, que visitarán del 22 de julio al 2 de agosto.

Desde 1991, el Blue Man Group presenta un show que a pesar de su larga trayectoria es difícil de enmarcar. Tres tipos azules (específicamente pintados de International Klein Blue, un tono patentado en 1960 por el artista francés Yves Klein), sin orejas y sin palabras ofrecen un viaje sensorial a su público. Se apoyan en la música, especialmente en la percusión tribal y en lo visual. El humor juega un rol importante y la participación del público es crucial. Por eso, no es impensable que un estornudo cambie la dinámica del espectáculo. “No es que cada ‘show’ sea distinto, es que cada audiencia es distinta y eso hace al ‘show’ distinto”, afirma Phil Stanton, cocreador del show.

Este es quizás el espectáculo de la actualidad que más tiempo lleva en el escenario. Empezó en Nueva York, y sigue siendo su base, pero tiene presentaciones constantes en Boston, Chicago, Las Vegas y Orlando, y con regularidad hace gira alrededor del planeta. No ha dejado de crecer (son más de 30 hombres azules repartidos en distintas ciudades), tampoco de integrar los cambios tecnológicos, sociales y culturales a su espectáculo. Después de todo, en 1991 objetos como un iPad eran impensables y hoy hacen parte del espectáculo. Pero en la raíz es una producción de variedades inspirado en el vodevil de finales del siglo XVIII, que por medio de comedia y actos espectaculares sorprendían a su audiencia. Pero ¿qué son estos cuasimimos? ¿Hombres? ¿Extraterrestres? Más bien humanoides talentosos de sensibilidades inocentes y espíritu infantil, que según Isaac Eddy “reflejan a la audiencia”.

Como muchas empresas exitosas, Blue Man Group partió de una idea descabellada. Phil Stanton, Chris Wink y Matt Goldman se conocieron en Nueva York a finales de los ochenta. Compartían la pasión por el performance y sumaron sus talentos para destacarse en la disputada escena artística de la Gran Manzana. Empezaron con teatro ‘guerrilla’ en Central Park. Allí dieron una simbólica sepultura a los años ochenta que ya dejaba ver su irreverencia. Ya para ese entonces se pintaban de azul. Luego ajustaron tuercas. Partieron de la mezcla entre percusión y pintura, integraron más elementos y se lanzaron al agua. “Queríamos inspirar creatividad en las audiencias y en nosotros a la vez. Hablarle a la inteligencia de nuestra audiencia y a la inocencia infantil que aún conserva”, explica Matt Goldman.

Las características del grupo son tan eclécticas como la vida de sus creadores. Stanton se hizo artista en un contexto religioso. Goldman diseñaba software y Wink era empleado de una firma de catering. Los tres querían crear algo distinto y lo lograron. Tanto que su espectáculo sigue vivo 25 años después y emplea a más de 500 personas, entre actores, productores y ayudantes. Y ahora es una compañía de entretenimiento que ofrece a sus empleados un ambiente de creatividad que, según el recién retirado Eddy, le representaba un sueldo anual –nada despreciable– de 400.000 dólares. Pero claro, una de cada 100 personas que presenta la audición la pasa. No es fácil conjugar ritmo, expresión facial, gracia y arte para ofrecer a sus espectadores un momento inolvidable.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.