Jueves, 19 de enero de 2017

| 2009/11/21 00:00

Boda póstuma

Boda póstuma

En las bodas es famosa la frase "hasta que la muerte los separe". Pero un nuevo matrimonio en Francia acaba de empezar justo después de la muerte. Magali Jaskiewicz, una joven de 26 años, no puso fin a sus planes nupciales ni siquiera porque su prometido falleció. Vestida de novia, con ramo y todo, le dio el sí en el ayuntamiento de la población francesa de Dommary-Baroncourt. Ella iba a casarse con Jonathan George, el padre de sus dos hijas, en noviembre del año pasado, pero dos días antes él pereció en un accidente automovilístico. Entonces Magali decidió hacer uso de una sección del Código Civil francés poco conocida que permite los matrimonios póstumos si ya todo está listo para la boda y hay pruebas de ello. Entre otras cosas, la novia presentó la factura del vestido que había comprado. Finalmente las autoridades le permitieron celebrar la unión, a la que asistieron familiares y amigos, y en la que el novio estuvo presente en una foto. "Me duele no haber llegado de la mano de mi marido, pero es una recompensa que hayamos podido casarnos", dijo. Con esto, Magali se convierte legalmente en la viuda de George.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.