Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/14/2012 12:00:00 AM

Bodas de oro

Por estos días, Mick Jagger tiene muchos motivos para celebrar.

Por estos días, Mick Jagger tiene muchos motivos para celebrar. El jueves pasado se cumplieron 50 años de la primera presentación en vivo de su legendaria banda, The Rolling Stones. El 12 de julio de 1962, Mick Jagger, Keith Richards, Brian Jones, Ian Stewart, Dick Taylor y Tony Chapman se reunieron en el London's Marquee Jazz Club y tocaron canciones de blues como Dust My Broom y Got My Mojo Working. Aunque la formación original cambió y ahora Jagger y Richards están acompañados por Ronnie Wood en el bajo y Charlie Watts en la batería, los cuatro integrantes actuales recibieron toda clase de homenajes por sus cinco décadas de éxitos. Pero además de sus triunfos profesionales, Jagger también tuvo otra razón para festejar: su hija Jade se casó. Entre la ola de alegría, quien no pareció tan contenta fue Bianca Jagger, madre de la novia y exesposa de Mick. Tal vez su mal humor se debe a la publicación del libro Mick: The Wild Life and Mad Genius of Jagger, escrito por el periodista Christopher Andersen. La biografía describe los múltiples amoríos del vocalista, como el que sostuvo con la ex- primera dama francesa Carla Bruni, quien habría sido la responsable de destruir el matrimonio de Jagger y Bianca. Pero el libro no se queda ahí. También relata la relación del cantante con el rockero David Bowie, con quien estaba “sexualmente obsesionado”. Aunque la biografía no es autorizada, el extrovertido líder de los Stones nunca le temió a los rumores, mucho menos si estos le dan la oportunidad de figurar en los titulares.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.