Martes, 21 de octubre de 2014

| 2012/12/21 00:00

Bodas: ¿Qué será lo que tienen las costeñas?

Cada vez son más los delfines de la política que se enamoran de la espontaneidad y el carisma de de las mujeres de la Costa Caribe.

Bodas: ¿Qué será lo que tienen las costeñas?

Nadie discute la magia del Caribe colombiano. No en vano ha sido la cuna de artistas, escritores y músicos que hoy brillan mundialmente gracias a su talento y, sobre todo, a esa manera tan cálida y serena de ver la vida. Por solo citar algunos ejemplos, Gabriel García Márquez conquistó al mundo después de convertir su natal Aracataca en la materia prima de su obra; Shakira obtuvo la fama internacional con el movimiento de caderas que aprendió en las comparsas del carnaval de Barranquilla; mientras que Sofía Vergara echó mano de su picardía para ganarse el aplauso de Hollywood.

Algo deben tener los habitantes de esa región para generar semejante magnetismo. Los canales de televisión se dejaron seducir por el fenómeno y ahora hay un boom de series y novelas con el Caribe como telón de fondo. Ni siquiera los delfines de la política se pudieron resistir y se ha vuelto costumbre verlos en las páginas sociales con sus esposas costeñas. La tendencia empezó con Tomás Uribe, el hijo mayor del expresidente Álvaro Uribe, y ha venido en ascenso durante los últimos cinco años. Aunque cada una de las protagonistas tiene una historia de vida diferente, a todas las une no solo el acento, sino su desparpajo, humor e inteligencia.

Amor de estudiante

Al igual que su papá, Horacio José Serpa se enamoró de una barranquillera. Se trata de Natalie Millán, una administradora de empresas que conoció cuando él terminaba su carrera en el Cesa y ella apenas la empezaba. Después de tres años de noviazgo, el concejal liberal, nacido en Barrancabermeja, le pidió la mano durante unas vacaciones en Dubai. La pareja finalmente se casó en Cartagena el pasado 14 de diciembre y la recepción se realizó en el Hotel Sofitel Santa Clara.

La costeña y el cachaco

La historia de amor de Carlos Fernando Galán y Carolina Deik empezó en una entrevista. Ella, abogada de la Javeriana, lo estaba interrogando para un artículo de la revista de análisis y actualidad PolitizArte, cuando ocurrió el flechazo. Tres años después, el hoy secretario de Transparencia de la Presidencia, hijo de Luis Carlos Galán y Gloria Pachón, le propuso matrimonio a la barranquillera. Y aunque la boda coincidió con la campaña de Carlos Fernando a la Alcaldía de Bogotá (que incluso lo obligó a aplazar su luna de miel), ella se convirtió en su mejor aliada y compañera.

Una nueva vida

Desde que Simón Gaviria, hijo del exmandatario César Gaviria, conoció a la cartagenera Margarita Amín, su estilo de vida cambió por completo. Su esposa, una administradora de empresas convertida en instructora de yoga, lo contagió de su pasión por esa disciplina y le ayudó a dejar el cigarrillo, un vicio que ni los parches ni las pastillas lograron quitarle. Simón y Margarita se conocieron durante una cita a ciegas y hace dos años se dieron el “sí” en La Heroica. Ahora, pese a su apretada agenda política, el represetante nunca falta a la sesiones del centro Bikram yoga que dirige su mujer.

Por partida doble

Tomás Uribe, hijo mayor del expresidente Álvaro Uribe, inauguró el club de los delfines y las costeñas. Hace cuatro años contrajo matrimonio con la modelo momposina Isabel Sofía Cabrales, virreina nacional de belleza en 2002. La propuesta es una de las más originales de la lista, pues ocurrió en un taxi mientras esperaban salir de un trancón monumental en Hong Kong. Hoy Tomás y Sofía viven en Estados Unidos, donde hace poco se estrenaron como papás. El nombre del niño: Jerónimo, en honor a su tío.

Mientras Jerónimo Uribe recorría las ruinas de Machu Picchu, sacó de su bolsillo la argolla que su mamá, Lina Moreno, le había regalado para que algún día se la entregara a su prometida. La afortunada en este caso resultó ser la barranquillera Shadia Farah, una joven comunicadora social de la Javeriana a la que conoció en un bar en Bogotá. Tras dos años de noviazgo, Jerónimo la invitó a un viaje de negocios en Perú, donde se comprometieron. La boda se celebró en la iglesia Inmaculada Concepción de La Arenosa, el pasado 21 de abril. En la actualidad la pareja se encuentra en Estados Unidos adelantando sus estudios de posgrado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×