Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/12/2013 1:00:00 AM

Está desesperado

A Boris Becker no le gusta pasar desapercibido.

A Boris Becker no le gusta pasar desapercibido. Desde que se retiró del tenis en 1999, el exnúmero uno del mundo ha participado en todo tipo de actividades para permanecer en el foco de los medios. Presentó anuncios de televisión, firmó un contrato con una compañía de celulares para responder mensajes de aficionados y hasta se convirtió en jugador profesional de póker. Ahora Becker, quien saltó a la fama cuando ganó Wimbledon con tan solo 17 años, publica su segunda biografía, titulada La vida no es un juego. En el libro el alemán se dedica a relatar sus frustradas relaciones amorosas. Cuenta, por ejemplo, que su primera esposa, Barbara Feltus, lo golpeó repetidamente cuando se vieron en Miami para intentar recuperar su matrimonio. Aunque con sus memorias logró volver a los titulares, para la prensa hoy Becker es un “personaje trágico” en busca de atención.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?