Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/2/1998 12:00:00 AM

BUENA MANO

Despues del último escándalo sexual del presidente Bill Clinton, curiosamente uno de los temas más discutidos en Washington no es el de las implicaciones que tiene el comportamiento non sancto del Presidente, sino el mal gusto que muestra para escoger sus ocasionales parejas. Después de ver las imágenes de las dos mujeres que lo tienen hoy en la picota pública, Monica Lewinsky y Paula Jones, muchos han comentado que siendo todo un presidente podía haber escogido mejor. Las observaciones, sin embargo, han ido más allá. No faltan quienes hayan anotado con tono cáustico que, a juzgar por la notoria mejoría que han mostrado en su físico las mujeres de marras después de terminar su relación presidencial, a pesar de su mal gusto, Clinton tiene buena mano. La Lewinsky ha bajado por lo menos unos ocho kilos, y ahora luce un rostro mucho más perfilado, mientras la Paula Jones de ahora es mucho más sofisticada, gracias a una cabellera rubia y lisa con un moderno corte.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.