Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/6/2015 10:00:00 PM

La ‘trans’ que rompió internet

Meses atrás compartió su identidad sexual por televisión. Ahora Caitlyn sacude al mundo al revelar su transición en la portada de la revista ‘Vanity Fair’.

“Esta sesión de fotografías se trata de mi vida, de lo que soy como persona. No fue un tema de fanfarria, de recibir aplausos en un estadio o felicitaciones por la calle”, aseguró Caitlyn Jenner, antes conocida como Bruce Jenner, a Vanity Fair (VF), publicación que la escogió como su portada del mes de julio. El hecho marca la primera vez que una persona transgénero aparece en la carátula de la prestigiosa revista. Sin embargo, no es la primera vez que Jenner recibe atención masiva. En 1976 se elevó como héroe olímpico tras ganar la medalla de oro en el decatlón, una prueba exigente si las hay. Por ello recibió felicitaciones, extenso cubrimiento de prensa y su imagen decoró la caja del ‘cereal de campeones’, como se conoce a los Wheaties. Todos los pasos de un ícono estadounidense.

Jenner regresó a los medios en 2007 como personaje del exitoso reality Keeping Up With The Kardashians, donde su exmujer Kris y sus hijas e hijastras (Kim y su corte) desnudan su vanidad en el día a día. Pero ya pasados sus 55 años, jugando al padre y al esposo, seguía mintiéndose. “Si estuviera en mi lecho de muerte sin haber revelado este secreto me hubiera dicho ‘acabas de desperdiciar toda tu vida, nunca lidiaste contigo mismo’, y no quería que eso sucediera”, aseguró a VF. Por eso aplicó las lecciones de negocios aprendidas de Kris Jenner (de la cual se separó en 2014) y, determinado a salir de su propia ‘prisión’, buscó notoriedad (y algo de dinero) para su historia. Dio una entrevista en televisión en la que explicó que era transexual y que siempre se había sentido mujer. Poco después contactó a VF para presentar una etapa crucial de su transición a través de imágenes y texto y así dar vida a Caitlyn. Ahora tiene enfrente el reto de hacer de su programa de ocho capítulos en E! Entertainment Television un éxito este verano.

Pero más allá del programa, que debería sumar altos ratings cuando se estrene a finales de julio, la nota en Vanity Fair representa un golpe mediático que marca un antes y un después para la población transgénero en el mundo. Jenner deja entrever sus senos operados, viste de blanco y posa como toda una dama frente al lente de la consagrada fotógrafa Annie Leibovitz. Pero no fue fácil. Confiesa cómo la cirugía de reconstrucción facial (de 10 horas) le causó pánico, tanto que se preguntó “¿Qué acabo de hacer conmigo?”. Caitlyn, con dolores y alegrías, ha dejado atrás una larga farsa, y las repercusiones sociales y culturales de su decisión no son menores.

Su imagen eclipsó el segundo embarazo de su hijastra Kim Kardashian y solo la salida de Joseph Blatter de la Fifa le quitó titulares de prensa. Por eso, la portada ya se considera un ícono, junto a la que en 1991 inmortalizó a Demi Moore embarazada en la misma publicación y con la misma fotógrafa. Pero más importante aún, a nivel social es un impulso para los ciudadanos alrededor del planeta cuya identidad de género les produce angustia, dolor y rechazo. Considerando que la tasa de suicidios entre la comunidad transexual es muy elevada, Caitlyn y la exposición mediática que consiguió abren la puerta a un panorama más esperanzador para millones. Nick Adams, vocero de Glaad, una asociación que vela por los derechos de la población LGBTI, aseguró al diario LA Times: “Este caso permite a los estadounidenses sentir que conocen a alguien transgénero, e informa sobre lo que significa ser una persona transgénero”. En este sentido es positivo que más que solo en Estados Unidos, este caso llega al mundo entero.

La revista era consciente de la importancia del reportaje. Por eso lo mantuvo oculto como un secreto de guerra en cuartos cerrados con llave, computadores sin conexiones a internet y realizó las fotos bajo estrictas medidas de seguridad. Para el texto escogió a Buzz Bissinger, un periodista con especial sensibilidad quien se declaró un crossdresser en 2013. Bissinger tuvo acceso total a Jenner y a sus allegados desde febrero, y contó su historia sin que nadie le exigiera cambiar una palabra. Su texto despeja dudas recurrentes. Por ejemplo, afirma que si bien Jenner se hizo implantes en los pechos, aún no se ha sometido a una cirugía genital. También que Bruce Jenner ya vestía pantis y sostenes debajo de su ropa desde los ochenta, pues así se sentía a gusto.

Y no podía faltar la reacción de sus más cercanos. Bissinger habló con Esther Jenner, madre de Caitlyn, y recogió sus impresiones. La señora de 89 años aseguró: “Todavía me nace llamarlo Bruce. Su padre y yo le pusimos ese nombre. Me va a costar un tiempo acostumbrarme, pero lo haré con gusto. Estoy muy feliz por él... por ella”. En conversaciones telefónicas con Caitlyn que revela la nota, Esther le confesó a Caitlyn: “Creo que tendré una mejor relación contigo que con Bruce”. Por su parte, el clan Kardashian se volcó a Twitter para expresar toda su admiración y apoyo. Su hijastra Kim compartió con sus 32 millones de seguidores el mensaje “Sé feliz, sé orgullosa, vive la vida a TÚ manera”, Khloe añadió que “no podía estar más orgullosa”, mientras que su hijas Kylie y Kendall escribieron respectivamente “Eres mi ángel en la tierra” y “Sé libre ahora, bella ave”.

Pero Jenner se casó tres veces, y sus hijos menos mediáticos también hablaron. Burt y Cassandra, hijos de su primer matrimonio, con Chrystie Scott, aseguraron que recuerdan a Bruce como un padre ausente pero que “guardan esperanzas de que Caitlyn sea mucho mejor persona”. Mientras que Brandon y Brody, hijos de su matrimonio con Linda Thompson, quedaron en shock cuando la vieron por primera vez. En medio del desparpajo, Cailtyn les mostró sus pechos operados y Brandon le pidió mesura: “Uy, aún soy tu hijo”, le replicó. De sus exmujeres, Kris Jenner y Linda Thompson abordaron favorablemente el tema. Esta última aseguró que a pesar de los dolores y dificultades en el pasado, este paso le permitirá “respirar más tranquila”.

Con este triple salto mortal de pantallazo, Caitlyn Jenner logró superar a su hijastra Kim Kardashian e incluso al presidente Barack Obama en lo que respecta a ‘romper’ internet. Su cuenta de Twitter sumó un millón de seguidores en solo tres minutos, cifra que le valdrá un premio Guinness y que rompió el récord conseguido por el mandatario hace dos semanas. En su primer trino dijo “Estoy muy feliz de vivir mi verdadero ser después de tan larga lucha. Bienvenida al mundo Caitlyn. Estoy ansioso porque ustedes la conozcan, la/me conozcan” y lo retuitearon más de 260.000 personas.

Los ojos del mundo se posaron sobre Caitlyn y figuras de todo tipo se han solidarizado con su decisión. Obama, Ellen DeGeneres, Mónica Lewinski, Lady Gaga, entre cientos de celebridades han sumado sus voces para apoyar a Caitlyn, así como íconos transgénero como Laverne Cox, famosa por su rol en Orange is the New Black. Cox no solo se expresó en pro de Jenner, hizo énfasis en que queda mucho por hacer: “La mayoría de gente transgénero no tiene el privilegio que tenemos Caitlyn y yo. Debemos seguir luchando. Debemos exaltar las historias de aquellos que están en riesgo, la población ‘trans’ de color y de la clase trabajadora”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.