Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/9/2012 12:00:00 AM

Canadian psycho

Un video macabro que circula en internet es la prueba reina contra Luka Magnotta, el canadiense acusado de descuartizar a su amante frente a una cámara y luego enviar partes del cadáver por correo.

"En el futuro tendrán noticias de mí. Esta vez, las víctimas no serán animales, sino seres humanos. Una vez pruebas el sabor de la sangre, ya no puedes parar". Con estas palabras el canadiense Luka Rocco Magnotta, capturado la semana pasada por asesinato, anunció su crimen en una carta al periódico The Sunday Times. Nadie le creyó. Al fin de cuentas, las amenazas provenían de un actor porno fracasado que, más que por sus películas triple X, era conocido por los videos que subía a YouTube donde aparecía torturando gatos recién nacidos.

Las autoridades creyeron que se trataba de un intento deses-perado por llamar la atención, pero Magnotta hablaba en serio. El 25 de mayo torturó y asesinó frente a una cámara de video a su amante, Jun Lin, un estudiante chino de 32 años. Amarró a su víctima a la cama, la apuñaló, le cortó la garganta y la desmembró mientras escuchaba la canción True Faith, la misma con la que comienza la película de horror American Psycho.

No contento con esto, cometió las peores aberraciones con el cadáver. Después de tener relaciones sexuales con el cuerpo sin vida, se comió algunas partes, guardó la cabeza en el refrigerador y envió por correo las extremidades de la víctima a los dos principales partidos políticos del país. El paquete que contenía un pie llegó a la sede de los conservadores, y la mano, que tenía como destinatario a los liberales, fue interceptada por la empresa de envíos. El torso apareció en una maleta repleta de gusanos cerca a un depósito de basura.

Cuando la Policía llegó a la escena del crimen, en el modesto edificio de Montreal donde vivía el actor, Luka iba rumbo a Francia, oculto tras un vestido y tacones. Pasó desapercibido en inmigración usando una de sus tantas identidades falsas. Curiosamente, esta vez eligió el nombre de Catherine Tramell, el mismo de la asesina en serie de la película Bajos Instintos. Eso sí, antes de huir subió a la web el video de 11 minutos de su macabro crimen con el título Un lunático, un picahielo.

No podía dejar pasar la oportunidad de mostrarle al mundo su sevicia, pues siempre había estado obsesionado con la idea de salir del anonimato. De hecho, en las redes sociales se describía como exitosa estrella porno y ganador de un reality de modelaje. Todo era mentira y lo único verdadero de su perfil era su vanidad extrema. "Luka Magnotta tiene dos motores: la ira y la sed de celebridad. Él sabe que puede lograr sus objetivos haciendo algo escandaloso y por eso en su mente retorcida creó esa escena espeluznante, posiblemente para vengarse de la traición de su pareja y para asegurarse de que su crueldad lo hiciera mundialmente famoso", le explicó a SEMANA la psicóloga forense Katherine Ramsland.

Hoy Magnotta, también conocido como Eric Clinton Newman o Vladimir Romanov, está acusado de asesinato premeditado y podría ser extraditado a Canadá. Las autoridades sospechan que pudo haber matado a otras personas, pues el miércoles aparecieron seis nuevos paquetes con una mano y un pie en el correo de dos escuelas de Vancouver.

Magnotta fue capturado la semana pasada en un café internet de Berlín mientras buscaba información sobre sus delitos. Cuando la Policía le preguntó si era el fugitivo canadiense, respondió "sí, soy yo" y se entregó sin oponer resistencia. Finalmente, el descuartizador de Montreal, como lo llaman los medios, se salió con la suya. Su foto salió en la primera página de los periódicos de Europa, apareció en la lista roja de la Interpol y se convirtió en el protagonista de uno de los videos más buscados en la red. Ya es famoso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.