Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/26/2013 12:00:00 AM

Carmen Dell'Orefice: 70 años modelando

Es la modelo más vieja del mundo, tiene 82 años, posó para Salvador Dalí y aún es la imagen de grandes marcas.

Mientras que la mayoría de mujeres del modelaje tienen una vida profesional efímera, existe una mujer estadounidense que lleva vigente cerca de 70 años en un mundo que es considerado de 15 minutos.

Carmen Dell’Orefice actualmente tiene 82 años y modela desde que tenía 14. Ser fotografiada por la revista Vogue desde que tenía 13 años y ser portada a los 15 no significó mucho para Carmen, no porque sea prepotente sino porque en ese momento no dimensionaba el significado de esa proeza para su carrera profesional.

“Nunca entendí que fue lo que vieron en mí” confesó la modelo más vieja del planeta a algunos medios británicos hace unos días, pero sea lo que sea, lo siguen viendo, porque en casi 70 años de profesión solo ha tenido pausas en los momentos en los que intentó jubilarse - sin éxito-.

La increíble historia de Dell’Orefice comenzó en 1944 cuando tenía 13 años y esperaba un bus en su natal Nueva York. La esposa de un fotógrafo la vio y al año siguiente ya estaba sentada posando para Salvador Dalí, quien le regaló un retrato, además de siete dólares por trabajar para él.

Al poco tiempo la mujer ya trabajaba para fotógrafos famosos como Cecil Beaton, Norman Parkinson y Richard Avedon. Hoy, a una edad en la que todas las modelos están mandadas a recoger, sigue en frente de campañas de marcas lujosas como Rolex, Thierry Mugler, Galliano y abriendo las pasarelas de Gaultier.

Los periodistas que la conocen coinciden en que es una mujer amable y sencilla aunque en fotografías proyecta una imagen altiva y arrogante, y aunque parezca extraño, detesta hablar de moda y prefiere dialogar sobre economía y política.

Carmen es alta y delgada, con su cabello gris perfectamente arreglado y aunque con algunas cirugías, conserva una piel sana y tersa. Admite abiertamente que durante décadas ha reforzado sus huesos con inyecciones de silicona y que se somete frecuentemente a dermoabrasiones para acabar con las arrugas y el daño causado por el sol. Esos son los únicos secretos de belleza que confiesa públicamente, pero promete dar detalles en un libro de memorias que escribió y que está próximo a publicarse.

Con más de ocho décadas encima y a pesar de una operación doble de reemplazo de rodilla apenas hace tres meses, Dell’Orefice sigue usando sus adorados zapatos de tacón alto.

Historia de Hollywood

Además de su impresionante y “eterna” carrera, la vida personal de la modelo tiene salivando a varios guionistas de Hollywood.

Carmen fue la única hija de una pareja de inmigrantes italianos que vivían en la pobreza y en un comienzo solo modelaba para poder cubrir los gastos de sus padres. Su vida sentimental también ha tenido varios episodios.

Se ha casado tres veces. La primera a los 21 años, luego de cinco años de citas y tres abortos al lado de Bill Miles. A los 28 años se casó con el fotógrafo Richard Heimann, pero se separó luego de que él le dijera que no estaba preparado para vivir en pareja. Su última boda fue con el arquitecto Richard Kaplan en 1964, con quien convivió 11 años. 



Sin embargo, los amores que no se sellaron con argolla también han sido bastantes, algunos de los cuales le han robado parte de su fortuna. “Con lo que tengo ahora puedo vivir bien. Da tristeza y rabia que te roben pero en el fondo, para dormir solo necesito una cama. Todo lo demás es añadidura”, aseguró.

Envejecer es una bendición

Carmen Dell’Orefice está agradecida con la vejez, “en los últimos 15 años he estado en más portadas que los 50 anteriores”. La modelo con más experiencia del mundo confiesa que está triste por el rumbo que ha tomado el modelaje en la actualidad. “Ahora todo es sexual, no hay romance ni elegancia. Todo es una muestra vulgar de lo que es la vida, que triste”, asegura.

Mientras miles de modelos entran a las pasarelas y muchas otras salen, Carmen Dell’Orefice todavía tiene campañas en lista y a pesar de su edad es el referente de muchas mujeres jóvenes, a quienes les recomienda no matarse la cabeza comprando cremas antiarrugas, ni de extra humectación. “Basta con que te apliques un buen protector solar todos los días, aún si no piensas salir de casa”, concluyó en su última entrevista a medios británicos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.