Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/14/2011 12:00:00 AM

Catherine Zeta Jones y el trastorno bipolar

La actriz inglesa recibe tratamiento, luego de que el estrés causado por el cáncer de garganta de su esposo, Michael Douglas, la obligara a internarse en una clínica de salud mental.

;
BBC
La actriz galesa Catherine Zeta Jones está recibiendo tratamiento para trastorno bipolar, luego de que el estrés causado por el cáncer de garganta de su esposo, Michael Douglas, la obligara a internarse en una clínica de salud mental.

La publicista de Zeta Jones explicó que la actriz había decidido internarse por un breve período, pero que "ahora se siente muy bien".

"Espera comenzar a trabajar esta semana en sus dos próximas películas", agregó Cece Yorke.

Los informes no dicen cuándo es que la actriz, de 41 años, fue diagnosticada con trastorno bipolar o dónde está recibiendo tratamiento.

Pero los expertos recibieron positivamente el anuncio y felicitaron a CZJ por su valentía al revelar que padece una enfermedad que sigue rodeada por un enorme estigma y discriminación.

"Aunque debe sentirse muy frágil y vulnerable, su anuncio ha dado cierto consuelo a mucha gente que probablemente está sufriendo en silencio y está sintiendo un enorme temor" dijo a la BBC Mark Davis, de la organización británica de salud mental Rethink.

"Y es que al igual que otras enfermedades mentales, el trastorno bipolar es algo que muchas veces pasa desapercibido y la sociedad no se da cuenta de que la persona está sufriendo", explicó.

"El trastorno bipolar es una enfermedad 'escondida'. Y esto se debe al temor y el estigma que la rodea y a la discriminación que siguen enfrentando en su vida diaria las personas que sufren estas enfermedades" agregó el experto.

¿Qué es trastorno bipolar?
 
El trastorno bipolar, que solía llamarse trastorno maníaco-depresivo, se caracteriza por cambios drásticos del estado de ánimo y de los niveles de energía y actividad, los cuales pueden afectar el rendimiento laboral o las relaciones personales.

Las personas que lo padecen pasan con facilidad de episodios de depresión severa -con sentimientos de baja autoestima, falta de perspectivas o "un vacío" en la vida, falta de energía y dificultad para dormir- a episodios de hipomanía, caracterizada por irritabilidad, hiperactividad, pensamientos e ideas continuas e incapacidad para "relajar" la mente.

Los síntomas de la enfermedad varían pero pueden incluir episodios severo de manía, con siete días o más de duración, o alteraciones en el estado de ánimo que resultan en una marcada discapacidad, la necesidad de hospitalización o episodios de psicosis.

La bipolaridad puede comenzar a afectar a una persona en cualquier momento, pero causa discapacidad durante toda la vida.

Un estudio reciente publicado en marzo en Archives of General Psychiatry (Archivos de Psiquatría General), encontró que hasta 2,4% de la población en el mundo podría sufrir trastorno bipolar.

Sin embargo, señalan los expertos, la enfermedad está siendo ignorada por la mayoría de los gobiernos, pero principalmente en los países de bajos y medianos ingresos.

"A pesar de que la incidencia de la enfermedad varía de país a país, la severidad del trastorno, su impacto en la vida diaria y los patrones de asociación con otras enfermedades son extraordinariamente similares", explicó la doctora Kathleen Merikangas, del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos.

Los estudios muestran que casi 75% de las personas que han sufrido alguna forma del trastorno bipolar presentan también un historial de otras tres o más enfermedades mentales.

Éstas incluyen trastornos de ansiedad, como ataques de pánico y fobias, y los pacientes bipolares también pueden presentar trastornos de conducta y abuso de sustancias.

El estudio publicado en Archives of General Psychiatry -que fue llevado a cabo en once países, incluidos México y Colombia- encontró asimismo que una de cada cuatro personas con alguna forma de bipolaridad han intentado suicidarse.

Formas de bipolaridad
 
El trastorno bipolar puede presentarse en dos formas: el tipo I, en el cual se experimentan uno o más episodios de manía con o sin episodios de depresión severa.

Y el tipo II, que se caracteriza por episodios leves de manía -que no alteran la vida diaria social o profesional- pero al menos un episodio de depresión severa.

Lo que se dijo sobre Catherine Zeta Jones es que se le diagnosticó trastorno bipolar tipo II, la forma más caracterizada por la depresión que por los episodios de manía.

"El trastorno puede desencadenarse por una variedad de factores y ningún caso individual es igual a otro" explicó Mark Davis.

"Lo más probable es que la actriz esté recibiendo medicamentos y que esté siendo sometida a una terapia 'hablada' como la terapia cognitivo-conductual, que cada vez son reconocidas como las formas más efectivas de tratar las enfermedades mentales serias".

En la actualidad hay tratamientos disponibles para mejorar la calidad de vida. Y por eso, dicen los expertos, es muy importante que la gente busque ayuda médica si cree que está sufriendo algún tipo de enfermedad mental.

"La parte más importante de esta noticia es que Catherine buscó ayuda" dijo Alun Thomas, de la organización galesa de salud mental, Hafal.

"A menudo los medios de comunicación sensacionalizan estas noticias. Pero creo que es importante discutir estos asuntos de forma sensible y concientizar a la gente".

"Muchas personas creativas y famosas han sido diagnosticadas y tratadas por trastorno bipolar".

"Pero hay muchos miles de personas más en el mundo que han logrado recuperarse y disfrutar de una vida muy productiva" agregó el experto.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.