Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/4/2008 12:00:00 AM

Celos mortales

Uno de los triángulos amorosos más famosos de Hollywood es el que a principios de los años 60 protagonizaron los actores Robert Wagner, Natalie Wood y Warren Beatty. En su autobiografía, Pieces of My Heart, Wagner reconoce que cuando se enteró del affaire entre su esposa y Beatty se sintió tan agobiado que pensó en matar a su rival y luego suicidarse. Wagner cuenta que alcanzó a llegar hasta la puerta de la casa del amante de su esposa con una pistola, pero se arrepintió. La pareja se divorció en 1962 y volvieron a casarse 10 años después. En el libro, el actor de la serie Los Hart investigadores también habla por primera vez de la extraña muerte de Wood, en 1981, cuando se ahogó al caer al agua desde su yate, que curiosamente se llamaba The Splendor, en honor a la película que impulsó su carrera y en la que conoció a Beatty. La muerte de Wood ocurrió después de una pelea entre su esposo y el también actor Christopher Walken, quien estaba cenando con ellos en la embarcación. El motivo de la discusión fue la carrera de Wood, pues Walken insinuó que ella debería actuar más en vez de dedicarse a cuidar de sus dos hijos. Wagner admite además que estaba celoso de su invitado porque Wood había actuado con él en el filme Brainstorm y había percibido que su esposa le había sido "emocionalmente infiel" en el set. Todos bebieron de más y ella decidió ir a su habitación. Wagner cuenta que se sorprendió cuando a la medianoche fue a buscarla y no la encontró. Su hipótesis es que borracha perdió el equilibrio y resbaló. Siempre se ha rumorado que Wagner podría haber tenido algo que ver.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?