Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/7/1988 12:00:00 AM

CERO Y VAN TRES

Heather O'rourke, la monita de Poltergeist, es la tercera protagonista de la película en morir

Uno de los menos sorprendidos con la repentina muerte de la joven actriz Heather O'rourke, protagonista de las tres películas basadas en la historia de Poltergeist, es el productor y director Steven Spielberg quien le comentó a una cadena de televisión norteamericana; "Pueden ser coincidencias, pueden ser simples casualidades, pero la gente no quiere aceptar que todos estamos sujetos a fuerzas incontrolables de la Naturaleza y el haberlas provocado al hacer estas películas puede ser uno de los motivos, no sólo para la desaparición de la chiquilla sino también la de sus compañeros de reparto". Spielberg se refería al actor Will Sampson un indio, víctima de un trasplante de pulmones y corazón, y a la actriz Do minique Dunne quien pocos meses después del estreno de la primera de las 3 películas fue estrangulada por su novio .

Cuando aún están frescas las consecuencias del juicio contra el director John Landis por la muerte del actor Vic Morrow y dos niños durante la filmación de una de las 4 historias de The twilEght zone, surge ahora un nuevo escándalo porque según el apoderado y los familiares de la niña, ésta contrajo una infección durante el rodaje de Poltergeist III.

Rubia, con unos ojos azules enormes y una memoria extraordinaria que le permitía aprenderse 60 páginas del guión en una hora, disciplinada y con un aire de inocencia y asombro, cautivó a millones de espectadores en la película de 1982 cuando, sentada ante un televisor que no tiene imágenes sino una especie de nieve estática, dive-con una voz tranquila que hace más aterradora la escena-:"Llegaron" (refiriéndose a los espíritus malignos que poco después la secuestran mientras destruyen la casa de la familia). En esa época, un reportero le preguntó si no tenía miedo y ella dijo que no con la cabeza y añadió: Steve (Spielberg, productor y co-guionista de esa primera historia), me explicó cómo funciona todo, me explicó quiénes son los buenos y quiénes los malos", y cuando le preguntaron qué personajes prefería de la película, dijo: "Los espíritus que me llevan".

En la segunda película filmada en 1986. La niña retomaba su personaje en una continuación que es pésima y anárquica (en Colombia puede conseguirse un video legalizado, mientras la primera entró de contrabando), y estableció una estrecha amistad con Will Sampson, un actor de origen indígena quien apareció en centenares de películas de vaqueros. Sampson era el exorcista que se enfrentaba a los espíritus para defender a la niña y sus familiares. Después del rodaje de la tercera Poltergeist la salud de la actriz comenzó a resentirse, hasta cuando se agravó repentinamente el miércoles último.

La muerte de la pequeña entra a formar parte de la leyenda de los actores que murieron durante o a consecuencia de un rodaje, provocando líos judiciales que en algunos casos todavía persisten: Clark Gable, Marylin Monroe, Montgomery Clift y John Huston, afectados por el desierto de Nevada; James Dean matándose en su automóvil deportivo en el rodaje de "Gigante"; Thyrone Power cayendo bajo el sol del desierto español en la filmación de "Salomón y la reina de Saba"; Natalie Wood resbanlando de su barco en un fin de semana de rodaje... mientras los cronistas en Hollywood siguen atando y desatando rumores en torno a la influencia maléfica que las películas y los papeles demoníacos ejercen sobre sus intérpretes: Linda Blair, necesitando asistencia siquiátrica durante todos estos años después de sus 2 películas de "El exorcista"; Anthony Perkins, interpretando en la vida real su personaje de Norman Bates de "Sicosis"; Klaus Kinski, insistiendo en dormir con la luz encendida después de "Nosferatu"; el desaparecido Peter Lorre, aullando en una clínica de París porque sentía que alguien lo perseguía; Christopher Lee, lavándose las manos muchas veces al día porque, según él, las tenía siempre sucias de sangre...

El mismo reportero de televisión que le pidió a Spielberg una explicación sobre la muerte de los 3 actores de Poltergeist, alcanzó a escucharle en un susurro casi inaudible: "Espero que ahora los incrédulos escarmienten". --
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?