Sábado, 1 de noviembre de 2014

| 2013/03/16 08:00

¿Chávez podría ser inmortal?

Aunque hay dudas de que Chávez pueda ser embalsamado, de llegar a serlo sus herederos estarían asumiendo un gran riesgo. Esta es la historia de los otros líderes mundiales que han buscado la gloria eterna.

Hugo Chávez: Especialistas rusos y alemanes viajaron a Caracas para examinar su cadáver. Como el proceso no se inició inmediatamente después de muerto, es posible que no puedan embalsamarlo. Por ahora, sus restos reposarán en el Museo Histórico Militar. Foto: AP

Embalsamar grandes líderes tiene sus riesgos. Cuando los tiem-pos cambian, también lo hacen las circunstancias y lo que ayer fue objeto de adoración rápidamente se puede convertir en objeto de vergüenza, rechazo o ridículo. El caso más famoso es el de Stalin. Su obsesión era pasar a la historia al lado de Lenin, por lo que ordenó que su cuerpo fuera embalsamado a pocos metros del padre de la Revolución bolchevique. Así se hizo en 1953, pero ocho años más tarde todo cambió. En 1961 Nikita Kruschev denunció los horrores de la era de Stalin y ante semejantes revelaciones tocó sacarlo rápidamente del mausoleo donde reposaba. Para evitar una vergüenza pública, lo trasladaron en secreto durante la noche y Stalin acabó en una tumba más en el muro del Kremlin.

Cuando cayó el comunismo se pensó hacer lo mismo con Lenin. Desde ese momento hasta ahora hay grupos de presión que consideran indigno idolatrar a un hombre que a sangre y fuego impuso ese régimen totalitario en su país. La caída del muro de Berlín es el símbolo del fracaso de ese sistema y la mitad de los soviéticos no entiende por qué hay que mantener al creador si ya murió la criatura. Lo curioso es que uno de los argumentos para conservarlo es que es la atracción turística más importante de Rusia.

Con excepción de Eva Perón, cuyas vueltas y misterios han sido objeto de libros y películas, todos los dirigentes embalsamados gobernaron en regímenes unipartidistas cuya duración nunca ha sido inferior a medio siglo. El caso de Hugo Chávez se enfrenta al problema de que, al no ser Venezuela un estado unipartidista, más temprano que tarde un antichavista llegue al poder. Y cuando eso ocurra, lo primero que hará será tratar de desmitificar al creador de la revolución bolivariana bajándole el nivel a su cuerpo momificado. No se sabe todavía si va a ser al lado de Simón Bolívar como algunos pretenden o incluso si va a ser posible embalsamarlo, pues al cierre de esta edición Nicolás Maduro dijo que el proceso quizás no se pueda llevar a cabo (ver recuadro). Pero sea lo que fuere es muy probable que si los herederos de Chávez insisten en embalsamarlo, en pocos años se arrepentirán.

Mao Zedong: Duelo eterno 

A pesar de que ya han pasado casi 40 años desde que Mao Zedong murió, el pueblo lo sigue llorando. Al menos eso demuestran las escenas diarias alrededor de la tumba del líder del Partido Comunista, situada en la plaza de Tiananmen en Beijing. Es tal la devoción que aún despierta que hay fanáticos dispuestos a hacer una fila de hora y media por un recorrido que solo dura cinco minutos. El cuerpo del Gran Timonel yace allí desde 1977, cuando se terminó de construir el mausoleo. Como en ese entonces las relaciones entre China y la Unión Soviética atravesaban un mal momento, las autoridades de ese país prefirieron consultar a los vietnamitas, quienes hacía poco habían embalsamado a su querido líder Ho Chi Minh. No obstante, el experimento estuvo a punto de fracasar, pues al aplicarle el formol, el cuerpo se hinchó tanto que los especialistas creyeron que se reventaría. Para curarse en salud, mandaron hacer una figura en cera. Al final, lograron salvar el cadáver, pero todavía hay quienes creen que el personaje exhibido en realidad es un muñeco. 

Kim Il Sung y Kim Jong-Il:Juntos por siempre

Cuando el dictador norcoreano Kim Il Sung falleció en 1994, su hijo Kim Jong-Il decidió convertir su mansión en un mausoleo. La obra le costó más de 100 millones de dólares, inversión que hoy está rindiendo sus frutos, pues el cadáver del heredero también reposa allí. Padre e hijo fueron embalsamados por el grupo de expertos que cuida a Lenin, y que cada 18 meses les deben hacer retoques con glicerol para que sus rostros luzcan frescos y brillantes. Aquellos que quieran verlos de cerca tienen que pasar por una estricta requisa con rayos x y desinfectarse con antibacterial. Una vez dentro, están obligados a hacer una reverencia ante los sarcófagos. 

Eva perón:Una larga travesía 

El cadáver embalsamado de Eva Perón deambuló por todo el mundo antes de descansar en paz en el cementerio de La Recoleta. La primera dama murió de cáncer de útero en 1952 y tres años después los militares que derrocaron a su marido, Juan Domingo Perón, robaron su cuerpo de la central sindical CGT. Se sabe que permaneció escondido en distintas bodegas de Buenos Aires hasta 1957, cuando con la ayuda del Vaticano fue llevado en barco a Milán, donde terminó sepultado bajo un nombre falso. Sin embargo, Perón lo encontró e hizo que lo trasladaran a Madrid, donde vivía exiliado con su nueva esposa, Isabel. En 1973 el político regresó con su mujer a Argentina y recuperó el poder en unas elecciones. Como al año siguiente falleció de un infarto, Isabelita lo sucedió y se encargó de repatriar los restos de Evita. Su plan era erigir un mausoleo que albergara los cuerpos de ambos, pero la obra nunca se llevó a cabo.

Cómo se hace

Las técnicas de embalsamamiento han evolucionado bastante. Ahora ni siquiera es necesario removerles las vísceras a los cadáveres: basta con aplicarles en las venas y las arterias una poderosa mezcla de preservantes y desinfectantes para evitar los hongos y bacterias. Luego, la clave es retocarlos. “El secreto está asegurarse de que el cuerpo esté perfectamente maquillado y vestido, de modo que si uno lo ve hoy, en seis meses lo encuentre igual”, explica el tanatólogo Camilo Jaramillo. Mientras más pronto se embalsame, mejor. El problema en el caso de Chávez es que, a pesar de que lo prepararon con formol durante los nueve días que estuvo en capilla ardiente, se tardaron mucho en realizar el proceso definitivo que puede costar más de 30.000 dólares. Además, el cadáver necesita estar en un recinto con una temperatura máxima de 14 grados centígrados, algo que no sucedió en la calurosa Caracas de las últimas dos semanas.    

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×