Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/3/2015 10:00:00 PM

Chicas ‘vlogueras’

Por medio de sus canales de videos en YouTube varias jóvenes alrededor del mundo han adquirido el estatus de superestrellas.

“Nunca tuve estructura ni pensé que esta era la dirección que quería tomar. Mi blog era, literalmente, mi pequeño espacio en internet, donde solía escribir sobre cosas que me gustaban o pensaba que podrían gustarle a otros”, afirmó Zoe Elizabeth Sugg, conocida como Zoella, a Jonathan Ford, redactor en jefe de The Financial Times. Ford ha entrevistado a jefes de Estado, primeros ministros, jefes de compañías, pero en esta ocasión se enfrentó a una entrevistada atípica para sus estándares, alguien que le interesaba a su hija adolescente: una chica de 24 años, ojos felices, facciones fotogénicas y maquillaje impecable cuyos videos son seguidos religiosamente por casi siete millones de personas alrededor del mundo.

El fenómeno de las vloggers (que hacen blogs en video) no es novedoso. Las hay en México, en Brasil, en Estado Unidos, en Colombia, y si algo demuestra el creciente número de seguidores de Zoella es que millones están listos para atender lo que tienen que decir. Sugg abrió su blog en 2009 y es la más reciente sensación de internet. Sus seguidores han crecido exponencialmente desde 2012, cuando tenía casi medio millón. En 2014 sumó casi 3 millones de seguidores más y alcanzó cerca de 308 millones de visitas a su canal. También ganó varios premios como el Teen Choice Awards de la emisora BBC 1 (por segundo año consecutivo) y el Nickelodeon Kids’ Choice Award. En todas las premiaciones, el estruendoso grito de sus seguidoras fue tal que el escenario retumbó e hizo recordar el frenesí que provocaron los Beatles al llegar a Estados Unidos por primera vez.

Para los adultos es difícil concebir que un personaje de las características ligeras de Zoella le enseñe algo de sustancia a sus hijos y familiares, pero más allá de los juicios, en el nicho de jóvenes entre los 13 y los 20 años, ella conecta como pocas. Es la hermana mayor, es la confidente, es quien aconseja en ropa, compras y maquillaje, es quien da ánimos… en línea. Scarlett Curtis escribió un artículo en primera persona en The Guardian en el que defendió a Zoella frente al mar de críticas que genera su éxito. En su texto, Curtis aseguró que la ‘vloguera’ le ayudó a superar su profunda depresión, por el simple hecho de entenderla: “Cuando ella hablaba de sus novios, padres o de su nuevo colorete, sentía que tenía una amiga, alguien a quien le importaban las cosas que me importaban a mí y que entendía las cosas que me pasaban cuando era adolescente”.

Sugg, hija de una esteticista y de un agente inmobiliario, creció en el pintoresco pueblo de Lacock. En el colegio obtuvo buenas calificaciones en arte, fotografía y textilería, pero decidió no asistir a la universidad. No sabía qué estudiar y, sobre todo, no quería alejarse ni de su familia ni del confort del que gozaba. La confesión es cándida, pero justificada en los ataques de pánico que sufre desde pequeña por su timidez. En una época en la que hasta las estrellas de Hollywood sufren de inseguridad aguda, no es difícil creerle. Zoe optó por trabajar como ayudante en una compañía de diseño de interiores cerca de su casa, y entonces abrió su blog a manera de hobby. Al comienzo imitó a otras blogueras y habló sobre las compras que hacía. Su tono gustó y no pasó mucho hasta que sus seguidores le pidieran hacer videos. Al mismo tiempo la crisis económica azotaba Inglaterra y su trabajo terminó. Desde ahí, pasó mucho tiempo en su cuarto.

“Mi papá estaba muy confundido. Me repetía que era hora de salir del cuarto y buscar un trabajo apropiado”, contó al Financial Times. Pero quedarse ahí fue la clave para convertirse en un ícono de moda y de vida que ya trascendió el escenario de internet. Zoella firmó un contrato con Penguin y lanzó el libro Girl Online en noviembre pasado, un éxito rotundo en preventas que con 78.000 copias superó incluso a J. K. Rowling, autora de Harry Potter, en sus mejores días.

A pesar de esto, el libro ha generado controversia pues cuando se lanzó, no se aclaró que Sugg se había servido de un escritor anónimo de la casa editorial. La ‘vloguera’ ripostó que a pesar de eso, las historias y los personajes eran totalmente suyos. Sugg se ha tomado un tiempo lejos de los videos y apariciones públicas a raíz de las críticas. Pero esto poco importa a sus fanáticas. La extrañarán un rato, pero cuando regrese, estarán allí para aprovechar su compañía, vitorear sus palabras, adoptar sus consejos y dar un clic más.

‘Vloguera’ local

Laura Sánchez hizo parte de publicidades de Coca-Cola previas al mundial de Brasil 2014 y  participó en la producción del video ‘Lips Are Movin’ de Meghan Trainor. Ella y sus 230.000 seguidores evidencian que en Colombia el fenómeno de los ‘vlogueros’ está vivo. Sánchez habló con SEMANA sobre el secreto de su éxito.

SEMANA: ¿Qué la impulsó a crear su canal?

Laura Sánchez: Cuando estudié maquillaje artístico en Vancouver fui creando un portafolio en mi Facebook con fotos de maquillaje que realicé en personas y en mí misma. Por estas fotos, mi forma de vestir y de pintarme el pelo, las personas que me seguían en Facebook me preguntaban cómo combinar prendas de vestir, como lograr un look "smokey eyes” o como pintarse el pelo de rosa. Yo ya conocía varias chicas que hacían videos en YouTube, pero no conocía ninguna en español, o por lo menos no en Colombia. Por esta razón decidí hacer videos porque no era lo mismo explicar estas cosas escribiendo o con fotos.

SEMANA: Descríbanos cómo lo ha visto crecer, y cuéntenos por qué cree que ha crecido hasta contabilizar casi 230 mil seguidores.

L. S.: La verdad mi canal tiene bastantes seguidores y hay muchos otros con números mayores, pero creo que la gente me conoce más que todo por ser la primera en tener un canal de maquillaje de forma profesional en Colombia. Otra cosa que hace que tenga un número de seguidores cien por ciento reales es que comparto con ellos todo el día. Yo me despierto, me arreglo y me siento en el computador todo el día. Respondo comentarios, hago sesiones en vivo, leo todo lo que me escriben y tomo sugerencias de nuevos videos de ahí mismo. Siento que para mis seguidores es importante el hecho de poder contactarme, hablarme y preguntarme cosas. Muchos otros canales no se toman el tiempo de hacer estas cosas y precisamente es porque toma bastante tiempo, y muchos estudian otras carreras o tienen canales como hobbies. Para mí esto es lo que se hacer es lo que me apasiona y lo que me gusta así que es mi trabajo de tiempo completo.

SEMANA: En Brasil 2014 Coca-Cola la contrató para una de sus publicidades, y en el mismo año la cantante Meghan Trainor la hizo parte de la producción de uno de sus videos. Cuéntenos sobre estas experiencias y cómo la han proyectado.

L. S.: Estos proyectos han sido experiencias muy gratificantes para mi carrera. He tenido la oportunidad de viajar mucho gracias a mi trabajo y de conocer otras personas de todo el mundo que hacen cosas parecidas a lo que yo hago. El por qué me escogieron se lo debo a lo que comenté anteriormente, al número de seguidores reales. Finalmente eso es lo que mide, por ejemplo, una agencia a la hora de contratarte. A ellos no les importa cuenta gente le dio clic al botón de suscribirse o cuanta gente te dio like en tu página alguna vez. A ellos les interesa cuanta gente está intercalando en tus redes, cuenta gente responde a lo que publicas y la confianza que tus seguidores te tienen. Yo nunca voy a publicitar algo que no me sirve o que no me gusta solo por el pago.

SEMANA: ¿Cómo alimenta su sentido de estilo, moda y actualidad? ¿Qué fuentes consulta?


L. S.: Cuando consulto algo lo hago todo en internet, es la manera más rápida de saber que está de moda en diferentes partes del mundo, qué viene y qué está pasando –prácticamente- en tiempo real. Veo desfiles de moda dirigidos a temporadas futuras, veo mucho fotos de “street fashion” en Japón, Francia y Estados Unidos, sobre todo Nueva York.  Tendencias de maquillaje y productos para la piel en Corea y tecnología en China. Soy muy curiosa y me encanta averiguarlo todo, si escucho algo y no lo conozco lo investigo.

SEMANA: ¿Cómo define sus responsabilidades frente a su público?

L. S.: La verdad no veo como una responsabilidad el hecho de subir videos y fotos porque es algo que disfruto mucho. Cada vez que estoy editando un video me da muchísima ansiedad y emoción por subirlo rápido y que mis seguidoras puedan verlo. La responsabilidad la veo más en que les estoy enseñando a mis seguidores. Mi público está entre los 13 y los 26 años, tengo niñas muy jóvenes y mujeres ya hechas y derechas, pero siento que no tengo que fingir nada ni dejar de ser yo misma. He demostrado lo duro que trabajo y muestro que es posible ser feliz en tu trabajo, salir adelante y no depender de nada ni de nadie. Ese es un buen ejemplo que les doy. También veo responsabilidad en las cosas que recomiendo usar. Mis seguidores creen mucho en lo que les recomiendo porque son productos que uso en mi misma y como siempre digo no voy a recomendar algo que no me guste o que nunca use.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.