Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/16/2013 12:00:00 AM

Cicciolina, la famosa actriz porno, regresa a la política

La recordada actriz porno pretende reabrir burdeles, legalizar la prostitución y apoyar el matrimonio gay.

Desde hace algunos días una voluptuosa mujer se pasea por las calles romanas con un vestido negro transparente que deja sus pechos casi al descubierto. A pesar de sus 61 años,  Anna Ilona Staller no tiene problemas en contonear su figura mientras camina y tampoco le importa lo que piensen de ella. Quizás sea por sus casi 40 producciones pornográficas que la hicieron famosa en una época y por un nombre artístico que aún hoy muchos recuerdan: Cicciolina.

Nacida en Budapest (Hungría), Cicciolina se nacionalizó Italiana al casarse y luego de ser una estrella porno entre los años 60 y 80,  se vinculó a la política. Fue diputada por el Partido Radical Italiano entre 1986 y 1992 y en 1979 ya había intentado entrar al gobierno con un partido político al que llamó Partido del Sol.

Ahora la política italiana se alista para ver el regreso de Cicciolina, quien ya ha hecho varias apariciones públicas y pretende promocionar su nuevo partido: Democracia, Naturaleza, Amor (DNA) que lidera junto a su actual compañero sentimental, el abogado Luca Di Carlo.

Staller puede estar en la política pero su pasado sexual no la abandona y eso se evidencia en sus propuestas. Luchará por la reapertura de  antiguos prostíbulos que fueron cerrados, el reconocimiento de la prostitución como profesión y la legalización del matrimonio homosexual.
 
Cicciolina espera con ansias el 24 de febrero para presentarse a elecciones. “Esta es una agrupación que busca dar una verdadera representación al pueblo y está en contra del despotismo y del gobierno elitista”, dijo recientemente la polémica candidata.

Ni una arruga se ve en el rostro de Anna Ilona, recibe una pensión vitalicia de 6.200 euros al mes por ser exparlamentaria y vive cómodamente en un pequeño apartamento con su hijo de 19 años, producto de su matrimonio con el artista estadounidense Jeff Koons. 

Ahora sólo espera contar con una gran votación para volver al ruedo político y conquistar como lo hacía en sus películas pero esta vez con ideas. “Eso sí, ya no quiero escuchar en los debates frases como: Cicci, ¿qué llevas debajo, portaligas o medias negras?” afirmó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.