Jueves, 23 de febrero de 2017

| 2007/08/04 00:00

A clases de conducción

Nelson Piquet, el piloto brasileño tres veces campeón de la Fórmula 1, pasó una gran vergüenza cuando le fue revocada su licencia de conducción la semana pasada.

Nelson Piquet, el piloto brasileño tres veces campeón de la Fórmula 1, pasó una gran vergüenza cuando le fue revocada su licencia de conducción la semana pasada. El famoso piloto acumulaba tal número de infracciones, por exceso de velocidad y por estacionar en zonas prohibidas, que tendrá que asistir de nuevo a una escuela de conducción para aprender las señales y la legislación de tránsito, manejo defensivo y primeros auxilios. Una vez finalizadas las clases, deberá presentar un examen y, dependiendo del resultado, podrá reclamar de nuevo su licencia. Ante los medios, Piquet declaró que entendía sus errores y que estaba de acuerdo en pagar por ellos. Al parecer, varios residentes de Brasilia se habían quejado al ver al piloto manejando sin ningún cuidado cualquiera de sus carros deportivos y a velocidades dignas de las pistas de carreras. Lo curioso es que a su esposa Viviane también le quitaron el pase. Como dice el viejo y conocido refrán, en casa de herrero, azadón de palo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.