Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/03/24 00:00

Con glamour

Como si fuera a desfilar en una prestigiosa pasarela, la top model Naomi Campbell llegó con un elegante atuendo a pagar una sentencia de cinco días como auxiliar de limpieza en un edificio público de Nueva York.

Como si fuera a desfilar en una prestigiosa pasarela, la top model Naomi Campbell llegó con un elegante atuendo a pagar una sentencia de cinco días como auxiliar de limpieza en un edificio público de Nueva York. La diosa de ébano, quien se declaró culpable de haber agredido a una de sus empleadas al arrojarle un teléfono celular, asistió a su cita con la ley ataviada con elegantes tacones, gabardina y gafas de sol, para barrer y limpiar baños. Sin embargo, fue precavida y no olvidó llevar junto a su cartera unas botas de trabajo. Además del servicio comunitario, Campbell debe someterse a un tratamiento para manejar la ira y tal vez así aprenda a controlar las rabietas que la han llevado a agredir al menos a tres empleados. No será tarea fácil. Algunos medios han afirmado que cuando un trabajador le tomó sin permiso una foto con su celular mientras cumplía su jornada de trabajo de siete horas, ella estuvo a punto de explotar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.