Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/09/26 00:00

Controvertido 'playboy'

Controvertido 'playboy'

El multimillonario ícono de la Fórmula 1 Flavio Briatore ha sido suspendido de por vida del mundo automovilístico en la decisión más dura tomada contra un individuo en la historia del deporte. Según la FIA (Federation Internationale de l'Automobile), el jefe del equipo Renault ordenó a Nelson Piquet Jr. estrellar su carro durante el Grand Prix de Singapur el año pasado para darle la victoria a Fernando Alonso. Las denuncias fueron hechas por el propio Piquet Jr., quien era piloto de la Renault. Quizás esta vez le quede más difícil salirse con la suya, como lo hizo en los años 70 cuando le hizo el quite a cuatro años de cárcel por fraude financiero.
 
En esa oportunidad huyó a las Islas Vírgenes, pero pudo volver a Italia gracias a la ayuda de su amigo Silvio Berlusconi. Hijo de profesores, Briatore se crió con las incomodidades de un sueldo apretado. "Mi papá me compraba zapatos dos tallas más grandes para ahorrar porque el dinero siempre escaseaba. Odiaba eso y nunca se me ocurrió ser maestro. Yo quería ser una estrella". Cuenta que cuando era niño y a veces rezaba, pedía una casa y un carro lujoso, mucho dinero, zapatos de su talla e inviernos sin nieve. Con la ambición bajo el brazo y un título de arquitectura técnica mediocremente obtenido partió hacia el norte de Italia. Fue instructor de esquí, mesero, asesor financiero y corredor de bolsa, y todos esos cargos le permitieron acercarse con su carisma a personajes poderosos. El más definitivo en su vida fue, Luciano Benetton, quien terminó dándole la dirección de franquicias de su tienda de ropa y un lugar en la Fórmula 1. Briatore llevó al éxito a las tiendas de Benetton, aunque se dice que hubo varios fraudes de por medio, y alcanzó un logro sin precedentes en la Fórmula 1: cuatro campeonatos mundiales, dos con Michael Schumacher y dos con Fernando Alonso.

Se convirtió en el centro de atención de los papparazzi por sus lujo como su exuberante yate de 43 metros de eslora, su resort en Kenia y sus negocios, que se ampliaron a clubes nocturnos, restaurantes, y una prestigiosa marca de ropa, y por supuesto por sus mujeres. Naomi Campbell, Cate Blanchett, Mariah Carey y Heidi Klum son apenas algunas de las conquistas del multimillonario. Con Klum incluso tuvo una niña que nunca reconoció. En asuntos del corazón aparentemente Briatore sentó cabeza a sus 58 años al contraer matrimonio con la modelo italiana Elisabetta Gregoraci, y ahora espera un bebé.

Si bien sus ingresos se verán reducidos, no debe tener mucho de qué preocuparse: su fortuna ha sido avaluada en cerca de 200 millones de dólares. Además, recientemente adquirió el equipo de fútbol Queen's Park Rangers. Tal vez también tenga un toque mágico para este deporte.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.