Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/26/1998 12:00:00 AM

COPIA AL CARBON

Cuando Emma White y su esposo Ron se enteraron de que tendrían gemelos varones estallaron de la felicidad. Pero el día del parto la sorpresa fue aún mayor cuando supieron que no eran dos niños sino un par de hermosas bebitas que parecían dos gotas de agua. Sin embargo lo más extraordinario fue que una de ellas, Emma, tiene la piel blanca, el pelo rubio y los ojos azules, mientras la otra, Florence, es una simpática morena de pelo negro y ojos oscuros. Aunque la madre de Emma y Florence tiene raíces afrocaribeñas y el padre es un inglés rubio, blanco y de ojos claros, la pareja nunca imaginó que podrían tener gemelos en blanco y negro. Los padres creyeron que todo se debía a una confusión en la sala de partos pero los médicos les explicaron que estos casos, aunque raros, son posibles.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.