Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2004/02/08 00:00

Costoso destape

El escandalo por el destape de Janet Jackson parece crecer a medida que pasan los días.

Ahora no solamente tiene que superar la vergüenza de haber exhibido su seno derecho ante el cantante Justin Timberlake y casi 90 millones de estadounidenses durante la transmisión del Super Bowl, sino que además acaba de ser excluida de la lista de artistas invitados a actuar durante la ceremonia de entrega de los premios Grammy. Janet debía abrir un número en homenaje al cantante de soul Luther Vandross, pero prefirió no asistir al evento. Sin embargo, los productores de los Grammy decidieron curarse en salud y emitir la ceremonia con varios segundos de retraso para, en caso de una situación similar, poder cortar la imagen sin afectar el programa. Pero si Janet está apenada, la cadena de televisión CBS, encargada de emitir el Super Bowl, no sabe qué hacer con el problema. La Comisión Federal de Comunicaciones está investigando la responsabilidad de la cadena en el escandaloso show de la Jackson. De ser hallada culpable, CBS podría recibir una multa de varios millones de dólares por atentar contra la decencia pues el programa se transmitió en horario familiar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.