Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/9/2017 10:15:00 PM

El terror eterno de Stephen King

El maestro del horror habló con SEMANA sobre este particular momento en el que cuatro de sus obras alcanzan las pantallas. Le gusta especialmente ‘IT’, una película que genera enorme expectativa y llega a Colombia el jueves.

Para Stephen King trabajar en una lavandería industrial fue una pesadilla que solo dejó atrás a comienzos de los años setenta, cuando consiguió puesto de profesor. Aún ganaba apenas lo suficiente para subsistir con su mujer, y si bien dedicaba horas a escribir, veía muy remota la posibilidad de vivir de eso. El desespero abrió nuevos caminos. Empezó la macabra historia de Carietta White, una adolescente sin amigos, humillada en el prom colegial, que desata su venganza mortal contra sus compañeros sirviéndose de poderes telequinéticos. King trabajó parcialmente la idea, leyó lo que llevaba, pero incrédulo la arrojó a la basura. Su mujer –Tabitha, también escritora– rescató el texto del cesto, lo leyó y animó a King a seguir. Cuando este completó el manuscrito, la editorial Doubleday lo compró y lo publicó en abril de 1974. Con Carrie llegaban fama y dinero, pero también problemas de adicción que debió sobrellevar con el tiempo.

Con sus historias cotidianas, ambientadas en su estado de Maine, cargadas de elementos sobrenaturales y terrores reales como el matoneo y la crueldad adulta, el ‘maestro del horror’ creó un séquito de fieles seguidores. Stephen King ha escrito 54 novelas y 200 cuentos –y contando–, lo han traducido a 33 idiomas, publicado en 35 países, y hoy circulan más de 300 millones de ejemplares. Inyecta emoción, observación social y miedos profundos a su arte, y millones siguen pendientes de su narrativa.

Muchas de sus obras han sido llevadas a la televisión y al cine. Ha inspirado clásicos como Carrie (1976), Stand By Me (1986), Misery (1990), The Shawshank Redemption (1994); también producciones de nicho como The Green Mile (1999) y cintas terribles como The Mangler (1995). Aficionado confeso al séptimo arte, King no se anda con cuentos y es honesto en sus apreciaciones. Quedó insatisfecho con la versión de Stanley Kubrick de su obra The Shining, y no se ahorró sus comentarios, así se tratara de un cineasta de tales pergaminos, un clásico del cine.

Le recomendamos: La millenial que Harvard cree que es ‘la próxima Einstein‘

Varias producciones inspiradas en sus libros se toman la pantalla en 2017 y seguirán haciéndolo en 2018. Quizás por la saturación de superhéroes y franquicias a las que ya no queda nada por exprimir, Hollywood sufre sus peores taquillas en 22 años. Y si bien los estudios están pegando el grito en el cielo, muchas publicaciones aseguran que hay lugar para la esperanza. Entre las producciones que más expectativa generan aparece IT, una adaptación de su novela de 1986 que ya había sido llevada a la televisión en 1990 y cuyo tráiler rompió internet con 197 millones de clics en 24 horas. A pocos días de su cumpleaños 70, esto le dijo Stephen King a SEMANA sobre su particular renacimiento en las pantallas del mundo.

SEMANA: Es un momento interesante para usted. Se estrenó hace poco ‘The Dark Tower’, se estrena ahora ‘IT’, y también llega ‘Mr. Mercedes’ a la televisión. ¿Había vivido alguna vez una racha de tantas adaptaciones cercanas?

STEPHEN KING: Nunca viví algo así. Se siente como cuando todo sale al tiempo del horno. Es algo loco, pero es muy bueno porque sigue. A lo que menciona se suman las cintas Gerald’s Game y 1922, y la serie de televisión Castle Rock a cargo de J. J. Abrams. Además, Sleeping Beauties, un libro que escribí a cuatro manos con mi hijo Owen también sale en septiembre, y con él planeo hacer un tour promocional. Todo es buena onda, y lo seguirá siendo, pues IT le va a gustar mucho a la gente.

Puede leer: Murió George A. Romero padre de las películas de zombis

SEMANA: Cuando mira una película basada en uno de sus libros, ¿se relaja o está pendiente de las diferencias y de los cambios?

S.K.: Ambas cosas. Pongo mucho cuidado a los cambios, a lo que entró y lo que no entró. Pero también me gustan mucho las películas, así que suelo ir, sentarme en la tercera fila con crispetas y disfrutar tanto como puedo.

SEMANA: Con el anuncio de esta nueva versión de ‘IT’, seguidores de varias generaciones salieron de las ramas. ¿Por qué atrapa a tanta gente?

S.K.: Muchos anotan que el libro los marcó. Hace poco recibí la carta de Gabriel Tallent, un escritor joven que recién publica su primer libro, y me dijo que IT lo ayudó a romper un periodo de improductividad y duda, pues en este encontró lo que llamó “una cualidad expansiva”. Otros me han comentado que el libro los pierde en otro mundo y lo disfrutan por eso. La primera generación de lectores reaccionó muy fuertemente porque le suscitaba memorias de su propia juventud en los años cincuenta, pero hay muchas experiencias comunes que, creo, muchos niños han vivido en distintas generaciones.

SEMANA: ¿Qué destaca de esta nueva cinta?

S.K.: Una de las virtudes de esta versión, que me parece brillante, es que ubica a los personajes en los años ochenta, y si llega a continuar la historia, los personajes vivirán en el tiempo presente. Más allá de eso, en el filme surgen temas eternos del libro que los espectadores van a reconocer: el matoneo, el primer amor, lo maravilloso que es salir del colegio y pasar un rato lejos de tus padres, con tus amigos. Se siente distinta, vale la pena. No es solo una película de terror, tiene resonancia humana. Andy Muschietti logró captar la esencia de ese grupo de niños y su amistad. Transmitió la realidad de crecer en los ochenta, y me gustó, pues crie hijos en esa época (tiene tres, dos son novelistas). Esta película me tocó a dos niveles, me identifiqué mucho con esas situaciones de la niñez de hace 30 años, y también me hizo pensar en la infancia de los cincuenta, la que conocí. Por otro lado, me impresiona lo buenos que son los niños actores de hoy. Antes se trataba de que fueran bonitos y recitaran la línea. Y como Pennywise, Bill Skarsgård reinventa de gran manera este personaje, el avatar de todos los monstruos terroríficos de infancia.

Le sugerimos: Las apps con las que puedes leer libros en 15 minutos

SEMANA: Se dice que la fe es un ingrediente constante en sus trabajos…

S.K.: Algunos libros que he escrito plantean la fe en Dios como un poder del bien para hacerle frente a la maldad. La fe en IT se expresa hacia los amigos, la historia explora la amistad bajo una inmensa presión.

SEMANA: ¿Cómo explica la enorme expectativa de la cinta? El primer tráiler rompió récords. Hoy día, para una producción de bajo perfil eso no es fácil.

S.K.: Desde que me la propusieron, supe del enorme potencial que tenía para ser un éxito. Pensé en que atraparía a esa cantidad de personas que recuerdan la miniserie de 1990, y me dicen que por culpa de Tim Curry (el payaso Pennywise) no se pueden acercar a un canal. También pensé que podía cautivar a quienes crecieron en los años ochenta y a los millennials. Sinceramente no creo que tenga mucho que ver con la popularidad del libro, pues, si soy optimista, creo que a lo sumo unos 7 millones de personas lo habrán leído. Aun así, de las cartas que recibo muchas anotan que fue la única historia que les provocó pesadillas cuando eran niños. Y, además, como factor inesperado, semanas y meses antes de la salida del tráiler en el mundo estalló la coulrofobia, el miedo a los payasos. Gente reportó payasos terroríficos en Kansas, en Inglaterra, en Francia… y todo se alineó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?