Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2005/07/10 00:00

Cuento de hadas

No contenta con estar comprometida con el heredero de una de las fortunas más grandes del mundo, ahora a Paris Hilton le dieron delirios de princesa.

Cuento de hadas

La actriz, modelo y empresaria está empeñada en celebrar su boda con Paris Latsis en la Catedral de San Pablo, en la Abadía de Westminster o en el Castillo de Windsor. El problema es que los tres lugares sólo pueden ser utilizado para ese fin por los miembros de la realeza, lo que ella justifica diciendo que "siempre he querido ser una princesa en mi gran día y eso sólo puedo lograrlo en Inglaterra. Además, yo soy lo más cercano a una realeza en Estados Unidos". Pero como Paris es consciente de su falta de títulos nobiliarios, decidió escribirle al príncipe Carlos para pedirle el permiso correspondiente. "Preferiría San Pablo o Westminster, pero el castillo de Windsor también sería una buena opción. El príncipe Carlos se casó ahí, así que es lo suficientemente bueno para mí", dijo la rubia heredera. Lo que ella no sabe es que la reina Isabel toma la decisión. ¿Será que se le cumple el sueño?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.