Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2000/10/23 00:00

Cuestión de edad

Cuestión de edad

Hace un par de meses el escultor norteamericano David Lewis resolvió hacer una escultura para rendirles un homenaje al presidente John F. Kennedy y a su hijo John-John. El proyecto contó con la aprobación del clan Kennedy y de los habitantes de Hyannis, Massachussetts, ciudad en donde sería expuesta la obra. Sin embargo, cuando Lewis presentó los bocetos de la estatua de 300.000 dólares, se armó la de Troya. La idea original del escultor era mostrar al primer mandatario y a su hijo como dos adultos que, a pesar del tiempo, mantenían una relación tierna y afectuosa. La falta de precisión histórica —John-John tenía 3 años cuando su padre fue asesinado— molestó mucho a la gente de Hyannis, que se opuso a la realización del proyecto. Por el momento la escultura se encuentra en veremos mientras las partes se ponen de acuerdo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.