Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2007/04/07 00:00

Cuestión de fe

Han aparecido nuevas religiones que van desde lo gracioso hasta lo absurdo. Sus credos nacen del cine y de la admiración a deportistas y músicos.

Ya existen cientos de miles de seguidores de la religión ‘Jedi’ en el mundo. Esta se basa en la saga de ‘La guerra de las galaxias’. Sus escrituras son los dialogos de las seis películas de George Lucas, entre ellos todo lo que dice el maestro Yoda a su alumno Luke Skywalker. Muchos asisten a reuniones del culto disfrazados y cargando sables de luz, el arma de los caballeros ‘Jedi’

Cada día más personas alrededor del mundo creen que Dios es argentino, que 'la fuerza' los acompaña, que existe un elegido que liberará a la humanidad o que las canciones de una banda de rock son tan significativas como las escrituras bíblicas. Estos preceptos suenan absurdos y heréticos, pero para los miembros de la 'Iglesia Maradoniana', la religión 'Jedi', el 'Matrixismo' y la 'U2caristía' son verdades reveladas que los conducirán a la paz y la iluminación.

Desde hace algunos años, en Rosario, Argentina, los periodistas Hernán Amez y Alejandro Verón decidieron fundar el 'Maradonismo'. Hoy más de 60.000 personas alrededor del mundo siguen este culto. Ellos creen que Diego Maradona es el dios del fútbol y que debe ser venerado como tal. Hay altares en su honor, le piden favores y siguen las enseñanzas de 'su Biblia', la autobiografía del 10 argentino, Yo soy el Diego de la gente. Los miembros de la iglesia cargan una camiseta y un carné que los identifica. Celebran la Navidad el 30 de noviembre, fecha en que cumple años el ex futbolista y, según su propio calendario, este sería el año 46 dD (es decir después de Diego). Además, siguen a carta cabal los 10 mandamientos maradonianos. Por ejemplo: 1. La pelota no se mancha, como dijo dios en su despedida, 2. Amar al fútbol sobre todas las cosas, 5. Difundir los milagros de Diego en todo el universo (como los famosos goles a Inglaterra en el Mundial del 86) 9. Llevar Diego como segundo nombre y ponérselo a su hijo.

Pero los maradonianos no son los únicos que han tomado tan en serio su nueva fe como para crear reglas y lineamientos. La religión 'Jedi' basa sus preceptos en la historia de las películas de La guerra de las galaxias de George Lucas y también tiene 16 enseñanzas que debe cumplir todo seguidor. Entre ellas están: Sentir y estar consciente de 'la fuerza'; confiar en la intuición y los sentimientos; cultivar la paciencia; alejarse de los cuatro vicios, que son el miedo, la ira, la agresión y el odio; y basar su vida en el amor y la compasión. Siguen las lecciones de los maestros Yoda, Qui-Gon Jinn y Obi- Wan Kenobi, que aparecen durante las seis películas. "Los verdaderos caballeros Jedi siguen 'la fuerza', que es interpretada como la energía vital del universo. Entrenan sus cuerpos y mentes para enfrentarse al futuro indeterminado y defender a los demás seres humanos y se esfuerzan para lograr el equilibrio y la armonía", explica el Jedi M. Duggan en la página de internet www.jedisanctuary.org. Al parecer, son cientos de miles las personas que alrededor del mundo han adoptado esta filosofía de vida. En el censo de 2001 en Australia, 70.000 personas aseguraron seguir esta fe y en Gran Bretaña el número ascendió a más de 360.000. Basado en esos datos no es absurdo que estos gobiernos reconocieran esta religión.

George Lucas no planeaba crear una iglesia a partir de sus películas y no tiene ningún vinculo con los seguidores. Pero sí aceptó en una entrevista hecha por el periodista de la revista Time Bill Moyers, en 1999, que: "Puse a 'la fuerza' en las películas para despertar un cierto tipo de espiritualidad entre la gente joven". La misma intención tuvieron los hermanos Larry y Andy Wachowski, quienes escribieron y dirigieron la trilogía de Matrix. Ellos siempre se interesaron en la mitología y la teología y aseguraron a esa misma publicación que toda la simbología mística de estas películas, que reúne fundamentos cristianos, budistas, gnósticos y hasta neoplatonistas, era absolutamente intencional.

De nuevo, un gran número de fanáticos de las cintas creyó ver algún tipo de profecía religiosa detrás de la historia de Neo, Morpheus y Trinity, y crearon el 'Matrixismo'. Quienes lo siguen aceptan la profecía de que existe un único elegido que ha de liberar a la humanidad y esperan que aparezca. Mientras tanto, usan las drogas sicodélicas como un sacramento para comprender la naturaleza que, según ellos está formada por diferentes capas de realidad o mundos alternos. Entre su bibliografía obligatoria están el Bhagavad Gita, uno de los libros sagrados del hinduismo; La Biblia; El Corán, y Asi habló Zaratustra, de Friedrich Nietzsche. Celebran dos fechas: el 9 de abril, que llaman 'El día de la bicicleta' en el que festejan el primer experimento de Albert Hoffman con LSD, y el 22 de noviembre, 'El día del recuerdo y la reflexión', el aniversario de la muerte de los escritores C. S. Lewis, Aldous Huxley y del ex presidente John F. Kennedy, fallecidos todos en 1963.

"Las bases de una religión son la liturgia, la mitología y algún tipo de escrituras", explicó a SEMANA el profesor David Carrasco, de la Divinity School de Harvard. "Yo no llamaría a estos nuevos cultos religiones. Son más modas culturales o 'hobbies' muy intensos. Estos seguidores se emocionan al pensar que están encontrando mensajes muy significativos". Tanto los Jedi como los adeptos del Matrixismo han encontrando en Internet un foro abierto en donde pueden mantener su verdadera identidad en secreto, mientras comparten sus enseñanzas místicas y sus rituales.

Quienes sí se encuentran todos los domingos en iglesias a través de los países de habla inglesa son los seguidores de la nueva 'U2caristía'. Esta es una eucaristía episcopal o anglicana adaptada que, además de usar la música de la banda irlandesa U2 para el rito, basa su mensaje en los preceptos políticos de su vocalista, Bono, a quien elevan a la categoría de profeta moderno. Abogan a favor de la justicia y la igualdad, la lucha contra el sida en África y que se logren los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio fijados por las Naciones Unidas en 2000.

El reverendo Paige Blair, de York Harbor, Maine, inventó este tipo de liturgia en 2005 y ha sido tal el éxito, que hasta iglesias católicas y luteranas han empezado a practicarlo. Miles de personas de todas las edades se han declarado U2caristianos y participan de estos actos en los que en vez de entonar el Aleluya, cantan canciones como Beautiful Day, Mysterious Ways y Elevation, acompañados por imágenes del grupo de rock durante sus conciertos.

Para la gran mayoría de personas que no comulgan con ninguno de estos nuevos credos, sus seguidores son personas excéntricas y desequilibradas. Pero en un mundo que avanza a gran velocidad, inundado por nuevas tecnologías y con personas cada vez más sumergidas en sus universos individuales, no parece tan descabellado creer que muchos desean creer en 'algo' nuevo o diferente. Como expresó a esta publicación el pastor y teólogo Britt Minshall: "Necesitamos creer en algo para sentirnos seguros. Hay muchas personas que buscan nuevas opciones porque se sienten excluidos de las que ya existen. Así han nacido todas las religiones, incluso el Cristianismo".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.