Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2006 12:00:00 AM

Cupido en Hollywood

El año que termina fue apasionante en cuanto a la vida amorosa de las celebridades. Relaciones nuevas, divorcios y bodas secretas llenaron las páginas de los medios de comunicación.

Eros, o Cupido, el dios grecorromano del amor, es un niño alado, regordete y travieso. Su juego favorito es lanzar flechas llenas del veneno del amor, que hace perder los sentidos a las víctimas de sus fechorías. Y aunque algunas personas suelen ser blancos más frecuentes del pequeño dios, quienes creen ser su presa favorita son las celebridades de Hollywood. El resultado son relaciones fugaces y a veces tormentosas. Algunos promulgan sus sentimientos saltando encima de sofás y gritando "¡la amo!, ¡estoy enamorado!", como lo hizo Tom Cruise en el talk-show de Oprah Winfrey en mayo de este año, cuando ella le preguntó sobre su reciente relación con la también actriz Katie Holmes. Otros simplemente se limitan a no dar declaraciones acerca de su vida personal, aunque tampoco se esconden cuando los paparazzi los persiguen para conseguir una foto que evidencie el romance. Pero no faltan quienes, en su afán de mantener su vida en privado y un supuesto bajo perfil, tratan de evitar al máximo las fotos en las que salgan juntos. Y en caso de que aparezcan, niegan su relación a capa y espada, a pesar de las indiscutibles evidencias. Como es el caso de la pareja más controversial del momento, Brad Pitt y Angelina Jolie, o como los tabloides han decidido bautizarla para ahorrar espacio: Brangelina. Lo provocativo en esta pareja, además de ser ambos considerados las personas más hermosas del mundo, es el inicio de su romance. Desde 2004 empezaron a correr rumores en el set de la película El señor y la señora Smith, en la que se especulaba un supuesto amorío y se exaltaba la química de la pareja ante las cámaras. Esto fue negado absolutamente por los protagonistas. Pitt, en ese momento casado con Jennifer Aniston y cuyo matrimonio era el más querido por el público, nunca aceptó, ni siquiera ante su propia esposa, que ese affaire fuera la causa de su separación, la cual llegó como un baldado de agua fría a los millones de fanáticos de la pareja a principios de año. "En este punto, no estaría sorprendida con nada, pero prefiero creerle a él", dijo Jennifer a la revista Vanity Fair, cuando, siete meses después del rompimiento, dio las primeras declaraciones exclusivas acerca de su divorcio. Y a pesar de que las evidencias fotográficas mostraban que sólo días después de que apareciera el comunicado de prensa que confirmaba la separación, él corrió a los brazos de la seductora Jolie. Durante 2005 los fotógrafos persiguieron a la pareja por todo el mundo, destacando lo amoroso que era Brad con los hijos adoptivos de Angelina, Maddox y Zahara. Tanto así, que la noticia con la que inició diciembre fue la solicitud del actor para adoptar legalmente a los pequeños y la supuesta firma de capitulaciones. Aun así, la pareja más sexy del mundo no ha dado declaraciones públicas acerca de su relación y aunque ya no la niegan abiertamente, omiten confirmar su situación sentimental. Además de los fotógrafos, quienes hicieron su agosto a costillas de este triángulo amoroso fueron los fabricantes de camisetas. Con el estampado Team Aniston y Team Jolie, miles de ciudadanos de a pie tuvieron la oportunidad de expresar su apoyo a cualquiera de las dos mujeres de la vida de Pitt. Pero no sólo fue con ellos con quienes los comerciantes lograron grandes ventas, de por sí las camisetas estampadas fueron un hit en Hollywood este año. Otra de las que se convirtió en un éxito en ventas fue la que decía Free Katie, o liberen a Katie. Refiriéndose a Katie Holmes, quien, de la noche a la mañana -y después de que amigos y familiares perdieran contacto con ella durante 16 días,- apareció junto a Tom Cruise en un tapete rojo a finales de abril, gritando a voz en cuello cuánto amaba al famoso actor. La relación avanzó rápidamente, con propuesta de matrimonio a las ocho semanas en el piso más alto de la Torre Eiffel. La pareja no dejaba que los paparazzi los persiguieran, al contrario, parecían felices posando, dándose besos y abrazos mostrando la más sublime euforia ante los clicks de las cámaras. Pero, aun ahora, después de que en octubre anunciaron que esperan su primer hijo, tan sólo seis meses después de que revelaran su amor, la gente no está del todo convencida sobre la autenticidad de sus sentimientos. Muchos han llegado a declarar que todo es una treta de la Iglesia de la cienciología a la que pertenece Cruise desde hace muchos años y donde ostenta un cargo importante. Lo explican con los extraños hechos que han rodeado a la pareja -Katie desapareció, luego despidió a su manager y a su publicista, con quienes trabajaba hace años, y siempre se sospechó que Tom era estéril, ya que no pudo tener hijos con su anterior esposa, Nicole Kidman- y a la rapidez con que han ido quemando las etapas de la relación a los ojos del público. Ella ya nunca está sola y siempre es acompañada por una chaperona de la iglesia, a la cual Katie ya pertenece también. Ellos no se han dado el sí oficialmente, pero es probable que a principios de 2006 lo hagan en una espectacular ceremonia que sin duda contará con la atención de todos los medios del mundo. Diferente a la mayoría de bodas de este año, las cuales sólo fueron de conocimiento público después de celebradas. Reneé Zellweger, ganadora de un Oscar por su actuación en Cold Mountain, contrajo nupcias con el cantante de country Kenny Chesney, en mayo, después de un fugaz noviazgo. Pero el matrimonio resultó igualmente fugaz, ya que sólo cuatro meses más tarde pidió que se anulara la unión. A la lista de matrimonios secretos se unieron: Ben Affleck y Jennifer Garner, en julio, quienes tuvieron a su primogénita Violet hace pocos días; Sandra Bullock y el presentador de televisión Jesse James, en agosto, y el más reciente de Matt Damon y su novia desde hace dos años, Luciana Barroso, quien ya espera el primer hijo de la pareja. Quienes se robaron el show con la boda más inesperada y sorpresiva fueron Demi Moore y Ashton Kutcher, en septiembre. La pareja símbolo de las relaciones con grandes diferencias de edad -ella es 15 años mayor que él-, se prometió amor eterno en una ceremonia tradicional de la Kabbalah, creencia que ambos practican, sin informar a la prensa sino dos días después de los hechos. Así lograron dejar sin argumentos, al menos por ahora, a quienes no creían en la seriedad de su amor. Pero este también fue un año de desamores, desengaños y traiciones. Basta recordar la bochornosa confesión pública de Jude Law, quien aceptó haber tenido relaciones con la niñera de sus hijos, a pesar de estar comprometido con la actriz Sienna Miller. Claro que todo indica que están tratando de arreglar sus problemas sentimentales, ya que se les ha visto juntos después de que los tabloides del mundo inundaron sus páginas dando por terminada la trágica relación. Así es el amor, incierto, pero igualmente apasionante. Sobre todo para quienes esperan con ansias conocer los secretos sentimentales de las celebridades en las revistas del corazón. Ellos ríen, aman, odian, lloran y sufren, porque, al fin de cuentas, siguen siendo seres humanos, aunque a veces el público se olvide de ello. Ojalá 2006 sea un año igual de emocionante para el pequeño Cupido y sus fanáticos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.